cosmo

La consuelda es una planta medicinal con maravillosos beneficios. Descubre algunos remedios naturales útiles para disfrutar de sus increíbles propiedades medicinales.

Con esta planta medicinal podemos preparar remedios caseros y naturales para tratar diversas afecciones. Los remedios que prepararemos con consuelda son para uso externo ya que su consumo interno no se aconseja porque puede resultar tóxica, debido a su contenido en alcaloides tóxicos.

La consuelda pertenece a la familia de las Boragináceas, misma familia de las borrajas. Son varias las propiedades de la consuelda así como sus beneficios y a continuación lo detallamos: es tónica, astringente, demulcente, vulneraria, expectorante, pectoral y emoliente.

Remedios naturales y caseros con consuelda

La consuelda contiene los siguientes principios activos: es tanino, mucílago, alcaloides, resina, gomas, alantoína y aceite esencial.

Para preparar los remedios medicinales se utilizan las hojas, la raíz y rizoma. La consuelda por sus propiedades se utiliza para tratar y curar afecciones como, úlceras gástricas, hernia de hiato, hemorragias, para expectorar, calmar la tos, para cicatrizar heridas superficiales.

La consuelda podemos conseguirla en tiendas de productos naturales como herbolarios, parafarmacias, farmacias que dispensen productos naturales, online. Podemos conseguir la consuelda en varios formatos como, hojas secas, raíz seca, gotas, bebibles, en cápsulas, en tintura para uso externo y en aceite esencial.

Como hemos dicho anteriormente el consumo interno de consuelda no se aconseja porque puede resultar tóxica, aunque tiempo atrás se preparaban remedios para ingerir en la actualidad no se aconsejan.

En caso de adquirir algún formato de consuelda para ingerir debemos consultar con los profesionales terapéuticos y seguir sus pautas.

Podemos preparar los remedios caseros con la raíz, con hojas frescas o secas y para adquirir la raíz sí tenemos la planta fresca a nuestro alcance debemos recolectarla en primavera y en otoño.

Cómo preparar remedios naturales con consuelda

Baños de asiento para hemorroides

Para preparar el baño de asiento necesitamos macerar la consuelda.

Ponemos 200 gramos de hojas frescas de consuelda a macerar con 2 litros de agua. Maceramos durante toda la noche.

Transcurrido el tiempo ponemos el preparado al fugo, hervimos la maceración y una vez que hierva apartamos del fuego.

Ponemos el preparado donde vayamos a hacer el baño de asiento. El baño de asiento se puede hacer tanto tibio como caliente. Realizaremos el baño de asiento durante 10 minutos y 2 veces al día.

remedios-con-consuelda

Compresa de consuelda para heridas superficiales

Para preparar las compresas de consuelda necesitamos previamente elaborar una infusión con hojas hervidas de consuelda para uso externo.

Prepararemos la infusión con una cucharada de hojas frescas o secas y una taza de agua.

Ponemos el agua a hervir y cuando comience a hervir añadimos la consuelda. Apartamos del fuego, tapamos la infusión y la dejamos reposar durante 10 minutos. Colamos la infusión y humedecemos una gasa estéril, compresa o pañuelo en la infusión y aplicamos caliente sobre la zona a tratar.

Aplicar caliente sin que llegue a quemar. Este remedio podemos aplicarlo 2 o 3 veces al día.

Infusión concentrada de consuelda para uso externo

Esta infusión es más concentrada que la anterior y la prepararemos con raíz seca de consuelda.

Necesitamos 100 gramos de raíz seca triturada de consuelda y medio litro de agua.

Ponemos el agua al fuego a hervir y cuando comience a hervir añadimos la consuelda. Apartamos del fuego y dejamos macerando durante toda la noche. Filtramos o colamos el preparado.

Humedecemos una gasa estéril, compresa o pañuelo y aplicamos sobre la zona a tratar. Podemos aplicar este remedio 2 o 3 veces al día. Este remedio podemos aplicarlo en llagas, heridas superficiales, quemaduras superficiales.

consuelda

Cataplasma de hojas frescas de consuelda para grietas en la piel y pezones

Para preparar esta cataplasma utilizaremos un puñadito de hojas frescas de consuelda.

Lavamos las hojas frescas de consuelda y las machacamos con ayuda de un mortero.

Una vez machacadas cogemos un poco del machacado y lo aplicamos directamente sobre la zona a tratar.

Aplicaremos este remedio 2 o 3 veces al día.

Este remedio es eficaz también en caso de llagas, y heridas superficiales.

Contraindicaciones de la consuelda

La consuelda no debe ingerirse porque contiene alcaloides tóxicos y puede resultar dañina.

Es aconsejable a la hora de adquirir la consuelda en algún formato en que venga presentada esta planta medicinal dejarse guiar por los profesionales terapéuticos, seguir sus pautas y consejos y también seguir las indicaciones de los prospectos.

En los casos siguientes la consuelda está contraindicada:

  • En niños.
  • Durante el embarazo.
  • Durante el periodo de lactancia.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest