cosmo

Con ajo, cebolla y miel puedes hacer en casa un poderoso remedio antigripal ideal para curar gripes y resfriados, reforzando las defensas y dismuyendo sus molestias.

Siempre que comienza el otoño suele ser muy habitual que, con el cambio de estación y particularmente la disminución de las horas de luz y también de unas temperaturas mucho más bajas, nuestras defensas se resientan y por tanto nuestro sistema inmunológico tienda a debilitarse. Es común que nos sintamos apáticos, débiles, sin apenas humor y también con muy pocas energías. Aunque a esta serie de síntomas se los conoce popularmente con el nombre de astenia otoñal, es cierto que una disminución de nuestras defensas tiene como resultado que nuestro organismo sea más propenso a contagiarse de gripes y resfriados.

Una solución natural útil para prevenir los resfriados es reforzar nuestro sistema inmunológico incluso meses antes de que comience el otoño, y de que tanto la bajada de las temperaturas como la disminución en las horas de luz sean mucho más claras. ¿Cómo? Fundamentalmente siguiendo un estilo de vida lo más saludable posible, basado en el consumo de muchas frutas y verduras frescas (que nos aportan nutrientes esenciales para el buen funcionamiento del sistema inmune), practicando ejercicio físico de forma regular y evitando hábitos malsanos como por ejemplo es el caso del tabaco y del alcohol.

Cómo hacer un poderoso remedio anti-resfriado

En lo que se refiere a los alimentos a consumir de forma regular destacan 3 que formarán parte del remedio natural sobre el que queremos hablarte en esta ocasión: el ajo, la cebolla y la miel, tres poderosos alimentos completamente naturales ideales en la prevención y en el tratamiento de gripes y resfriados por sus increíbles cualidades curativas y medicinales.

Beneficios del ajo, cebolla y la miel para gripes y resfriados

Ajo, un poderoso antiviral y antibacteriano

El ajo es, probablemente, uno de los alimentos más poderosos que existen no solo desde un punto de vista nutricional, sino por su gran capacidad para estimular nuestras defensas y protegernos frente a agresiones externas de virus y bacterias. Por ello no solo es útil en caso de resfriado, sino que también es adecuado su consumo regular en caso de cualquier otra enfermedad respiratoria, como por ejemplo puede ser el caso de la bronquitis.

Actúa como un antibiótico natural sumamente potente, lo que se une  sus cualidades antiinflamatorias, expectorantes, antisépticas y vasodilatadoras.

Contiene alicina y más de 20 compuestos con acción antivírica, un compuesto capaz de combatir los síntomas de la gripe y el resfriado gracias a sus cualidades antivirales y bactericidas. Y no solo los combaten, sino que son interesantes para la prevención de los virus del resfriado (evidentemente, cuando el consumo de ajo es regular en nuestra dieta).

También es rico en vitamina C, la cual ayuda a disminuir la duración y los síntomas del resfriado, y zinc, componente capaz de reducir los síntomas más molestos.

ajo-cebolla-y-miel

Cebolla, poderoso expectorante, antibacteriano y antiinflamatorio

Si alguna vez te pusiste malo/a de pequeño/a es posible que tu madre o tu abuela cortara una cebolla en cuatro partes y la pusiera cerca de tu cama mientras dormías. Efectivamente, nos encontramos ante un remedio tradicional muy popular a la vez que certero, dado que la cebolla ejerce una acción antiinflamatoria capaz de aliviar la congestión nasal característica de gripes y resfriados.

Además, su efecto antibacteriano ayuda de forma muy positiva a la hora de combatir de forma totalmente natural una amplísima variedad de enfermedades infecciosas. Por otra parte, como ocurre con el ajo, también se convierte en un poderoso remedio natural contra gripes y resfriados por sus cualidades antibióticas.

Miel, interesante efecto antioxidante antiviral

La miel es considerada como un superalimento por sus increíbles cualidades nutricionales y medicinales. Por ejemplo, desde un punto de vista nutricional, aporta vitaminas (A, C, D, B1, B2, B3, B5 y B6) y minerales (cobre, magnesio, hierro, fósforo, potasio, azufre, calcio, manganeso, sodio y yodo), destacando a su vez como alimento energético por su alto contenido en azúcares.

Ayuda a aliviar las membranas irritadas en la parte posterior de la garganta convirtiéndose en un remedio tradicional útil en caso de infección de garganta (que suele cursar con dolor), al calmar las molestias y ser un excelente alivio para la tos.

También destaca por sus cualidades antimicrobianas y antioxidantes, dos cualidades únicas que la constituyen como un alimento útil contra gripes y resfriados.

Remedio de ajo, cebolla y miel para curar la gripe y el resfriado

Para elaborar este maravilloso remedio casero necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 3 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 1 taza de miel

Y, finalmente, para prepararlo debes seguir los pasos que te indicamos a continuación:

En primer lugar corta la cebolla en varios trozos y luego pícala muy finamente. Pela los dientes de ajo y haz el mismo procedimiento que con la cebolla. Pon los dientes de ajo y la cebolla en un recipiente de vidrio que puedas cerrar de forma hermética, y añade la miel. Tapa y deja en reposo durante 15 horas.

Pasadas estas horas ya tendrás tu remedio listo. Para consumirlo solo tienes que tomar de 4 a 5 cucharadas de este remedio al día, hasta que los síntomas vayan disminuyendo poco a poco.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest