cosmo

Descubre cómo preparar un remedio natural de aceite de oliva con limón y pimienta negra, una bebida natural con excelentes beneficios curativos y preventivos para la salud.

Dentro de una dieta variada y equilibrada el aceite de oliva cuenta con un papel tan destacado como importante. Destaca especialmente por su altísimo contenido en grasas saludables, principalmente grasas monoinsaturadas, las cuales ayudan a proteger el corazón y prevenir la aparición de enfermedades cardiovasculares. También debemos mencionar la presencia de otras grasas igual de saludables como por ejemplo es el caso de los ácidos poliinsaturados que ayudan a reducir los niveles altos de colesterol LDL a la vez que incrementa el HDL (considerado como colesterol bueno).

Sus increíbles cualidades nutricionales no acaban ahí, ya que aporta interesantes cantidades de vitamina E y otros antioxidantes naturales protegen a nuestro organismo de la acción negativa de los radicales libres, por lo que ayuda positivamente a la hora de reducir el riesgo de aparición de determinadas enfermedades como es el caso del cáncer, hipertensión arterial y otras enfermedades cardiovasculares.

Lo cierto es que con el aceite de oliva podemos elaborar excelentes remedios naturales que nos ayudan a prevenir determinadas enfermedades y trastornos de salud, así como útiles en su tratamiento y curación. Un ejemplo es el aceite de oliva con zumo de limón, el cual puede consumirse en ayunas y se convierte en un remedio antioxidante con un gran poder desintoxicante.

Con el limón ocurre prácticamente lo mismo: se trata de una fruta excelente para depurar y desintoxicar nuestro organismo de forma total y completamente natural. Su consumo regular es excelente a la hora de regular los niveles de pH de nuestro organismo, depurar nuestro intestino y eliminar tanto toxinas como impurezas acumuladas. Y como sucede con el aceite de oliva también es posible preparar remedios populares para aumentar sus cualidades: destaca sobre todo el agua tibia con limón consumido siempre en ayunas.

En esta ocasión queremos aunar las cualidades del aceite de oliva virgen extra, del jugo de limón y de la pimienta negra para elaborar un remedio casero desintoxicante. Te explicamos sus beneficios, usos y los pasos necesarios para poder prepararlo fácilmente en casa.

Cómo hacer el remedio de aceite de oliva con jugo de limón y pimienta

Ingredientes que necesitas

  • 1 vaso de aceite de oliva virgen extra
  • El jugo de 1 limón y su cáscara
  • 2 cucharaditas de granos de pimienta negra

limon-y-pimienta

Pasos para preparar el remedio

En primer lugar pon un cazo al baño María con un poco de agua. Cuando el agua del baño María entre en ebullición baja el fuego y deja hirviendo a fuego lento. Mientras tanto lava bien el limón, pártelo por la mitad y exprímelo para obtener su jugo, retirando las pepitas. Ahora con cuidado retira y corta la cáscara, cortándola en tiras y eliminando la parte blanca (la más amarga).

Con ayuda de un mortero maja los granos de pimienta para utilizarlos recién machacados.

En el recipiente superior coloca el aceite de oliva, el zumo y la cáscara de limón y los granos de pimienta machacados. Tapa y deja cocer durante 1 hora. Pasado este tiempo aparta del fuego y deja enfriar. Luego reserva en un tarro limpio con ayuda de un colador. Tapa y conserva en el frigorífico.

Cómo tomar el remedio de aceite de oliva con limón y pimienta

Solo tienes que tomar una cucharadita de este remedio cada mañana, preferiblemente en ayunas. Puedes tomarlo frío o calentarlo un poco, consumiéndolo tibio.

remedio-aceite-de-oliva-limon-pimienta

¿Cuáles son sus beneficios si lo consumimos regularmente?

  • Ayuda a reducir el colesterol y los triglicéridos: por el contenido en ácidos grasos saludables del aceite de oliva, este remedio natural es ideal a la hora de reducir el colesterol LDL (colesterol malo) y los triglicéridos, a la vez que aumenta el colesterol HDL (colesterol bueno).
  • Gran desintoxicante y depurador natural: consumido en ayunas este remedio aporta interesantes cantidades en antioxidantes naturales, muy útil para depurar nuestro organismo y eliminar toxinas. Ayuda a reducir los efectos negativos de los radicales libres.
  • Excelente digestivo natural: el jugo de limón ayuda a regular los niveles de pH de nuestro sistema digestivo, actuando de forma positiva a la hora de aliviar la acidez de estómago, digestiones pesadas, náuseas y los gases.
  • Ayuda a depurar el hígado: es adecuado en caso de hígado graso, un trastorno muy común que consiste en la acumulación excesiva de grasa en las células hepáticas.
  • Refuerza el sistema inmunológico: al ser una bebida muy rica en vitamina C ayuda positivamente a la hora de aumentar las defensas, al estimular el sistema inmunológico de manera natural.

Imágenes | iStock / Suzette / Anne Worner

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest