cosmo

Qué hacer ante una ola de calor: consejos y recomendaciones de salud básicas para sobrellevar mejor el calor durante los días en que dure una ola de calor.

Recomendaciones y consejos ante una ola de calorAunque la llegada del verano suele ser sinónimo de calor a horrores, lo cierto es que no solo hace acto de presencia en días ajenos a la época estival. De hecho, cada año se alerta de la presencia o llegada de olas de calor antes o después del verano, y no solo precisamente durante las jornadas estivales.

Se conoce como ola de calor a un periodo de tiempo, más o menos prolongado que se caracteriza por ser excesivamente cálido, aunque puede ser a su vez excesivamente húmedo (aunque esta última característica es muy raro).

En el caso de la AEMET (Agencia Estatal de Meteorología) la define como un período de al menos 3 días con temperaturas superiores a los 32,3ºC.

Por tanto, ante las elevadas temperaturas es aconsejable saber algunos consejos a tener en cuenta cuando nos encontramos en una ola de calor, y qué recomendaciones llevar a cabo.

Consejos ante una ola de calor

Optar por una alimentación fresca y ligera

Los mejores alimentos a consumir durante una ola de calor son aquellos que aportan agua a nuestro organismo, y además son refrescantes: frutas, hortalizas frescas y ensaladas. Eso sí, debemos siempre lavarlas bien antes de consumirlas.

También es imprescindible aumentar la hidratación, optando por agua mineral fresca y zumos naturales. Recuerda que las bebidas muy azucaradas (como los refrescos), no solo no calman la sed sino que además la aumentan.

Cuidado con determinadas comidas y bebidas

Durante los días de mayor calor, o en los que nos encontremos en medio de una ola de calor, no se aconseja el consumo de bebidas muy azucaradas, alcohólicas o cafeinadas.

También se recomienda evitar comidas copiosas y en exceso, evitando a su vez comidas fácilmente contaminables, como es el caso de las ensaladillas rusas o salsas como las mayonesas.

Si te encuentres en grupos más vulnerables…

Lo más recomendable es quedarte en casa durante los días de mayor calor, y no salir a la calle en los momentos más calurosos del día (de 12 a 16 horas).

Evita la exposición al sol

Si no te encuentras dentro de los denominados como “grupos más vulnerables”, la recomendación básica es evitar la exposición solar demasiado tiempo, o bien en horarios en los que los rayos solares llegan más verticalmente (esto es, entre las 12 a las 16 horas).

Si decides tomar el sol

Lo mejor es tomar el sol de forma progresiva, empezando con sesiones de 15 a 20 minutos y aumentando el tiempo pero siempre sin superar las exposiciones de 2 horas seguidas.

Se aconseja a su vez protegerse con sombrero, y si debes salir de casa, utilizar ropa holgada, ligera y cómoda.

Utiliza la protección solar adecuada

Es conveniente no solo que utilices siempre una crema fotoprotectora adecuada según tu tipo de piel, sino renovarla cada 2 horas, o bien cada vez que salgas del agua.

Cuidado con los más peques

No es recomendable que los menores de 3 años se expongan al sol en los días de mayor calor, o mientras dure la citada ola de calor.

No practiques ejercicio físico al aire libre

Se debe evitar y reducir la actividad física y el ejercicio físico al aire libre cuando el calor sea excesivo.

Imagen | bredgur

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest