cosmo

¿Quieres acompañar tu postre favorito con una salsa dulce? Te proponemos algunas recetas deliciosas de salsas dulces para postres, y así aportarles un sabor diferente y único.

Las salsas son siempre opciones únicas para acompañar una amplísima diversidad de recetas. Es el caso, por ejemplo, de las salsas calientes, ideales para servir conjuntamente con platos de carne, pescados, pasta o pescado. O las salsas frías, especialmente adecuadas para ensaladas y platos fríos.

Un buen ejemplo es la maravillosa salsa de pepino y yogurt, conocida en Turquía como cacik y en Grecia como tzatziki, y que puede tomarse en forma de sopa o directamente como salsa para kebabs o dips.

Salsas para acompañar postres dulces

Pero ¿y qué ocurre con las salsas dulces? Son opciones especialmente adecuadas para acompañar postres. En este sentido, las recetas de salsas dulces que a continuación facilitamos son para degustar y acompañar todo tipo de postres.

Cómo hacer deliciosas salsas dulces para postres

Salsa de frutos rojos

La salsa de frutos rojos es muy fácil de preparar y es una salsa que queda muy rica.

Con esta salsa de frutos rojos podemos acompañar helados, yogurt, pannacotta, para rellenar tartas, tartaletas, cubrir una tarta de queso.

Ingredientes:

  • 500 gr. de frutos rojos
  • Una hoja de gelatina.
  • 4 cucharadas de azúcar.
  • Agua mineral.

Elaboración:

En un poco de agua fría ponemos la hoja de gelatina a hidratar.

Lavamos bien los frutos rojos y los ponemos en un cazo con agua a cocinar.

Cocinamos con fuego medio y dejamos que hiervan unos 5 minutos.

Retiramos del fuego, escurrimos los frutos rojos y los trituramos en la batidora.

Pasamos los frutos rojos por un tamiz fino o colador fino.

Una vez colados ponemos el puré de frutos rojos a calentar, junto con el azúcar y le agregamos la hoja de gelatina ya hidratada.

Cocinamos con fuego bajo los frutos rojos hasta que hierva.

Una vez que hierva lo apartamos del fuego.

Removemos un poco y disponemos la salsa de frutos rojos en una salsera o cuenco para llevarla a la mesa.

salsa-frutos-rojos

Almíbar aromatizado con naranja

Este almíbar aromatizado con naranjas es ideal para rebañar bizcochos, tartas, acompañar torrijas, tocino de cielo, flan.

Ingredientes:

  • La piel de 4 naranjas sin las partes blancas.
  • 2 tazas de azúcar blanquilla.
  • El zumo de media naranja.

Elaboración:

Lavamos bien las pieles de naranjas y las ponemos en un calentador con agua.

Cocinamos las pieles con fuego moderado hasta que hierva.

Cuando esté hirviendo añadimos el azúcar y el zumo de la naranja.

Dejamos cocinar removiendo con frecuencia hasta que el almíbar espese.

Una vez alcanzado el punto, retiramos del fuego, y quitamos las pieles de naranja.

Disponemos el almíbar en una salsera o cuenco para llevarlo a la mesa.

Dejamos enfriar para servirlo.

Salsa de naranja

La salsa de naranja es una salsa que podemos degustar para acompañar, helados, natillas, mousse de chocolate, tarta de chocolate.

Ingredientes:

  • La cáscara de la naranja sin las partes blancas.
  • 100 gramos de gelatina de naranja.
  • 100 gramos de mermelada de melocotón.
  • Una cucharada de licor de naranja.

Elaboración:

Lavamos la piel de la naranja, la secamos bien y la cortamos en láminas muy finas.

Ponemos agua a hervir en un calentador para escaldar la piel de la naranja.

Una vez que el agua comience a hervir añadimos la piel de la naranja y escaldamos durante 5 minutos.

Retiramos del fuego, y escurrimos el agua.

Pasamos la mermelada y la gelatina por un colador fino y le añadimos el licor de naranja.

A continuación agregamos la piel de naranja.

Ponemos todo en un calentador al fuego y calentamos la salsa.

Disponemos la salsa de naranja en un pequeño bol o salsera para llevarla a la mesa.

Esta salsa de naranja podemos degustarla tanto fría como caliente.

salsa-naranja

Salsa de albaricoque

La salsa de albaricoque es una salsa ideal para acompañar tartas de chocolate, para rellenar tartas, tartaletas, cubrir pasteles, acompañar el yogurt y los helados.

Ingredientes:

  • 300 gramos de albaricoques sin pipa.
  • 180 gramos de azúcar blanquilla.
  • 240 ml. de agua mineral.

Elaboración:

Quitamos las pipas a los albaricoques y los lavamos bien.

Trituramos en la batidora los albaricoques hasta hacerlos puré y reservamos.

En un calentador ponemos el agua y el azúcar y cocinamos con fuego medio hasta que hierva.

Removemos con frecuencia y cocinamos hasta que quede espeso.

Una vez que haya espesado añadimos el puré de albaricoque y cocinamos hasta que espese y notemos que alcanza consistencia de mermelada.

Retiramos del fuego y pasamos la salsa de albaricoque por un colador fino.

Ponemos la salsa de albaricoque en un bol o salsera.

La salsa de albaricoque podemos degustarla tanto fría como caliente.

Salsa de chocolate caliente

La salsa de chocolate caliente es ideal para acompañar mousse de melocotón, mousse de naranja, para rellenar o cubrir tartas, pasteles, para degustar con helado de vainilla, de menta, de avellana, para acompañar con plátanos, acompañar crepes.

Ingredientes:

  • 300 gramos de chocolate negro.
  • 240 ml. de nata espesa.

Elaboración:

Preparamos un bol para fundir el chocolate al baño María.

Troceamos el chocolate y lo ponemos a fundir con fuego medio, removiendo con frecuencia hasta que esté bien fundido.

Una vez que esté bien fundido y aun en el fuego vamos incorporando al chocolate la nata poco a poco.

Mezclamos bien y cuando comience a hervir, retiramos del fuego.

Disponemos la salsa de chocolate en una salsera o en un bol de cristal y lo llevamos a la mesa.

Lo degustaremos calentito con el postre que hayamos elegido para la salsa de chocolate.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest