cosmo

¿Te gusta el jengibre? Te proponemos 5 maravillosas recetas con jengibre, con platos exquisitos elaborados con este delicioso ingrediente dulce y picante.

El jengibre es una raíz curativa y saludable. Puedes utilizarla como especia, tanto fresca como deshidratada para ser convertida en polvo. Su dulzor es bastante peculiar y su olor parece perfume, por eso es adaptable para platos dulces y salados. Qué decir de su sabor picante y su aroma, ambos tan característicos.

Se convierte en un ingrediente esencial que de hecho no falta en la cocina oriental, sobre todo en las cocinas China e India, donde posee un papel protagonista en una amplísima variedad de recetas típicas.

Deliciosas recetas y platos con jengibre

Pero sus cualidades no son solo ideales en la cocina por ejemplo para la preparación de platos salados o dulces. También lo es para la medicina más natural y particularmente para nuestra salud. Por ejemplo, es útil para aliviar problemas digestivos e intestinales, siendo eficaz en la prevención de úlceras o gastritis. Además, es capaz de eliminar la bacteria Helicobacter Pylori y útil para neutralizar el exceso de ácido gástrico.

Por otro lado, también ayuda a aliviar las náuseas, los mareos y por tanto las ganas de vomitar, además de destacar por su increíble poder antibacteriano.

5 maravillosas recetas con jengibre

Puedes usarlo en gran variedad de comidas y hoy compartimos contigo estas excelentes recetas:

1. Torta de Jengibre

Empieza precalentando tu horno. Mientras, cubre un molde para tortas con mantequilla y en otro tazón, crea una mezcla de harina, polvo de hornear y una cucharada de nuez moscada, canela y clavos molidos. Ahora tomarás un bol para mezclar mantequilla y agrégale azúcar, aumenta la velocidad y mantenla así por unos 4 minutos. Incorpora los huevos a esta mezcla batiéndolos uno por uno hasta crear suficiente espesor.

torta-jengibre

Échale una cucharada de jengibre fresco junto a limón rallado y extracto de vainilla. Baja un poco la velocidad del batido, agrega harina y leche para ir terminando. Finalmente, adiciona poco a poco una buena porción de jengibre cristalizado.

Toda esta mezcla irá en el molde que cubriste con mantequilla para ponerla a hornear. Agrega glaseado y azúcar pulverizado, guárdala y déjala reposar antes de servir.

2. Té de jengibre

Pon a hervir tres tazas de agua, mientras lavas y escurres aproximadamente 90 gramos de raíz de jengibre, cuando esté lista esta parte, pélalas y cortarlas en pequeños pedazos.

Te recomendamos leer: Té de jengibre y canela.

Luego colócalas en una tetera o cualquier utensilio con tapa. Cuando el agua ya esté hirviendo, agrégala y deja reposar esta mezcla durante unos 10 minutos. Cuela el té, sirve y disfruta.

3. Hummus de zanahoria y jengibre

Hierve agua en una olla a medio llenar. Agrégale 350g de zanahoria picada en tiras y muévelas hasta que estén suficientemente tiernas.

hummus-jengibre

Posteriormente, vas a colarlas y mezclarlas con 400g de garbanzos, exprime un limón hasta lograr tres cucharadas de zumo, agrega un poco más de agua y finalmente dos cucharaditas de jengibre bien rallado junto a un poco de sal al gusto. Toda esta mezcla debe batirse hasta crear un puré, perfecto para acompañar con pan pita.

4. Arroz al jengibre

Prepara arroz blanco con sal al gusto y déjalo reposar. En un sartén grande coloca jengibre y dientes de ajo picados, empieza a sofreír y progresivamente puedes ir agregando cebolla, ajíes rojos y verdes, ajo porro y por último pimentón y cilantro.

Cuando esté listo, agrega el pollo y cocínalo por 10 minutos. Una vez preparado este guiso, déjalo a fuego lento y mézclalo con el arroz que preparaste. Agrega salsa de soya para darle color, tápalo y déjalo por 5 minutos. Termina con un poco más de cilantro para decorar y disfruta.

5. Pasta con pollo al jengibre

Prepara pasta y déjala reposar. Corta muslos de pollo en dos trozos y adóbalos con jengibre, ajo y salsa de soya. Saltea el pollo en aceite y cuando esté dorado, agrega cebolla y un poco más de los ingredientes con los que hiciste el adobo. Pon un poco más de agua y déjalo cocinar hasta que esté en el punto.

pasta-pollo-jengibre

Te quedará una salsa que puedes espesar incorporando maicena previamente disuelta en agua. Retira el pollo de forma individual y utiliza la salsa para mezclarla con la pasta. ¡Listo!

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest