cosmo

Los alimentos alcalinos son aquellos que aumentan el pH de nuestro cuerpo. No obstante, descubre en qué consisten y cuáles son sus efectos en la salud.

El pH se utiliza en Química como medida del grado de acidez o alcalinidad de un elemento,el cual normalmente es evaluado en su estado líquido. En el caso de la piel (descubre más sobre el pH de la piel) suele ser útil para conocer qué productos de higiene tienden a ser o no los más adecuados y cuáles en definitiva podrían hacernos daño.

En el caso de la alimentación ocurriría prácticamente lo mismo, aunque es cierto que el pH de los alimentos tienden incluso a ser menos conocidos que el de la piel. En este sentido nos referimos directamente al indicador del contenido ácido que existe en un determinado alimento o bebida, el cual varía entre 0 y 14. Esto significa que un alimento o bebida presenta un valor de pH menor a 7 se considera ácido.

Los alimentos alcalinizantes

¿Qué es un alimento alcalino y en qué consiste?

También podemos hablar de alimentos alcalinos, neutros y ácidos. No obstante, antes de saber qué es un alimento alcalino o alcalinizante debemos tener en cuenta que esta condición se debe principalmente a su contenido en minerales, y en cómo estos micronutrientes alteran el pH de nuestro cuerpo.

Como ya vimos en el artículo en el que te hablábamos del pH de la sangre, el cuerpo humano presenta un pH neutro, ligeramente alcalino que oscila entre 7,35 y 7,45. De forma que un alimento alcalino aumentaría el pH medio del cuerpo, mientras que otros alimentos ricos en minerales acidificantes lo reducirían.

Efectos de los alimentos alcalinos en el cuerpo

Fundamentalmente los alimentos alcalinos consiguen reducir los efectos no tan positivos de los alimentos alcalinos. De hecho, no solo comer determinados alimentos, sino hacerlo en exceso, así como la actividad física y mental tienden a producir sustancias acidificantes, de manera que debemos incluir en nuestra dieta diaria alimentos alcalinizantes.

Eso sí, siempre debemos tener presente que no existen alimentos buenos ni malos. Lo importante es que exista en nuestra dieta un equilibrio entre los alimentos alcalinizantes y acidificantes, ya que ambos grupos son importantísimos para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Como manifiestan muchos nutricionistas, los alimentos ácidos son tan beneficiosos como los alcalinizantes, sin embargo, lo que en realidad perjudica a nuestra salud es el desequilibrio en la dieta; por ejemplo, no equilibrarla con el consumo abundante de verduras, frutas, hortalizas, legumbres y cereales.

Nuestro cuerpo posee una reserva de minerales alcalinizantes, que principalmente encontramos en los huesos. Sin embargo, una dieta desequilibrada acidificante provocaría acidosis metabólica, lo que influiría en el envejecimiento prematuro y una pérdida de masa ósea, lo que conlleva a la aparición de osteoporosis.

Imagen | Tark Siala

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest