cosmo

Primeros auxilios cuando se produce una picadura de abeja: ¿qué hacer, cómo actuar y qué cuidados seguir cuando te pica una abeja? Te lo descubrimos en este artículo.

Con la llegada de la primavera, y sobre todo con la llegada del buen tiempo, tendemos a pasar más tiempo al aire libre fuera de casa. Debido a ello, durante esta época del año suelen incrementarse de forma notable las picaduras de abeja, siendo más comunes precisamente porque hay más polen y tanto las abejas como las avispas están más activas.

En el momento en el que se produce una picadura, y la avispa o la abeja pica a la persona, una de las reacciones más habituales es la de sentir un dolor intenso. Luego, a los pocos minutos, aparece una pápula (levantamiento de color rojizo de la piel con un punto central que surge ene l punto donde picó el insecto), acompañada de enrojecimiento e hinchazón. Se trata de una reacción normal que generalmente es de corta duración, cuy dolor puede ser más o menos intenso dependiendo del lugar seguido finalmente de picor el cual tiende a durar unas pocas horas.

Picadura de abeja

Estos síntomas aparecen rápidamente después de la picadura, resolviéndose en unas pocas horas. Esta reacción es una respuesta de los tejidos a los componentes del veneno inyectado por la abeja o por la avista, que cuenta con un alto poder tanto farmacológico como enzimático y que en definitiva no es sino el resultado de la suma de distintas sustancias en su gran mayoría tóxicas.

¿Qué hacer si me pica una abeja y soy alérgico?

A pesar de que los síntomas que aparecen tras una picadura de abeja suelen ser molestos y dolorosos pero en realidad desaparecen a las pocas horas, el problema surge cuando la persona presenta una alergia a la picadura de abeja. Esta reacción aparece por lo general en personas que se encuentran sensibilizadas al veneno de la abeja, lo que significa que se adquiere con el paso del tiempo, siendo más habitual su aparición cuando ya se ha producido una picadura anterior.

Esto significa que si nunca te ha picado una abeja no desarrollarás la alergia, de manera que la sensibilización y por tanto la reacción alérgica tenderá a aparecer sobre todo si ya un insecto de este tipo te ha picado con anterioridad, dado que es a partir de esta primera picadura cuando en algunas personas se activa su sistema inmunológico con el fin de producir alergia.

picadura-abeja

Se puede sospechar de una reacción alérgica cuando aparecen reacciones en lugares del cuerpo diferentes al de la picadura, afectando a distintas partes del cuerpo. Por ejemplo, cuando una abeja nos pica en una mano y se hinchan los labios o los párpados. También cuando aparece dificultad para respirar, ganas de vomitar con mareos, urticaria… Ante la picadura de una abeja debes extraer rápidamente el aguijón ya que en caso contrario continuará inyectando veneno. Para conseguirlo la forma más segura es raspar con la uña o con un objeto romo (por ejemplo una tarjeta de crédito). Seguidamente acudir rápidamente al centro médico más cercano.

Existen determinados tratamientos médicos que pueden ser de utilidad en estos casos mientras llegamos al centro médico:

  • Broncodilatadores inhalados: ayudan a abrir las vías respiratorias, y son fundamentales para tratar la dificultad respiratoria.
  • Adrenalinas autoinyectables: si aparecen varios síntomas a la vez (como dificultad para tragar, ronchas con ahogo, mareos, vómitos…) significa que se está produciendo una anafilaxia. En este caso el único tratamiento es la adrenalina.

¿Y si no soy alérgico pero me pica una abeja? ¿Qué puedo hacer?

1. Extrae el aguijón

Tanto si eres alérgico a la picadura de una abeja como si no debes extraer rápidamente el aguijón, dado que en caso contrario continuará inyectando veneno en tu organismo. Para conseguirlo más fácilmente puedes raspar la zona de la picadura con una uña o con una tarjeta de crédito.

Debes evitar utilizar unas pinzas dado que entonces exprimirías el saco de veneno y se inyectará más rápido.

aguijon-picadura-abeja

2. Lava el área de la picadura

Es muy útil lavarte el área donde se ha producido la picadura de la abeja con agua y jabón.

3. Aplícate hielo

El hielo ayuda a reducir la hinchazón y calmar el dolor. Para aplicártelo envuelve unos cubitos de hielo en un paño y póntelo sobre la picadura de abeja, dejando actuar 20 minutos. Observarás como las molestias desaparecen poco a poco. También es útil para evitar que las toxinas se extiendan por todo el cuerpo.

No obstante, si el dolor vuelve a aparecer de nuevo puedes volver a aplicarte hielo pasadas unas horas.

4. Remedio natural de miel

Si buscas un remedio natural sencillo que ayude a la hora de aliviar la picadura puedes aplicarte miel. Se trata de una opción natural que ayuda a mantener fresca la zona, con un cosquilleo suave que además aliviará la picadura durante 30 a 45 minutos. Para aplicártelo solo tienes que ponerte un poco de miel entre los dedos y pasarla luego por encima de la picadura con ayuda de un suave masaje.

miel-picadura

5. Solución natural antiséptica

Si quieres elaborar un antiséptico natural que te ayude a la hora de lavar la zona puedes mezclar en un cuenco 2 cucharaditas de aceite esencial del árbol del té y 2 cucharaditas de extracto de hamamelis. Luego aplica sobre la quemadura.

Imágenes | John Flannery / allison / ADAM / Evan Bench

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest