cosmo

La crisis epiléptica son todos aquellos síntomas de la epilepsia. Descubre qué es y en qué consiste, cuánto dura y cómo saber si una persona la está teniendo o no.

La epilepsia se trata de un trastorno neurológico crónico, que afecta a personas de prácticamente todas las edades. La Organización Mundial de la Salud estima que existen aproximadamente 50 millones de personas en todo el mundo que la padecen.

Se caracteriza por ser un trastorno cerebral causado por la existencia de un desequilibrio en la actividad eléctrica de las neuronas de alguna zona del cerebro. Se trata, por tanto, de uno o por varios trastornos neurológicos que dejan en el cerebro una predisposición a padecer convulsiones recurrentes, las cuales suelen dar lugar a consecuencias cognitivas, neurobiológicas y psicológicas.

Crisis epiléptica

Sobre sus causas, pueden influir en su aparición diferentes lesiones cerebrales, como por ejemplo traumatismos craneales, secuelas de meningitis o tumores, aunque es cierto que en muchísimos casos la persona presenta una predisposición de origen genético a sufrir epilepsia.

Uno de sus síntomas más comunes es la conocida como crisis epiléptica, que se caracterizan por ser episodios de alteración de la actividad cerebral que producen cambios en el comportamiento o en la atención.

¿Cuáles son sus síntomas?

En primer lugar debemos tener en cuenta que en cierto sentido puede llegar a ser difícil asegurar si una persona estaría o no sufriendo una crisis epilépticas, ya que en ocasiones estas crisis sólo causan que la persona tenga períodos de mirada fija, sin caídas repentinas ni desvanecimientos breves.

Habitualmente, los síntomas son los siguientes:

  • Caídas repentinas.
  • Desvanecimiento breve, seguido habitualmente por un período de confusión.
  • Cambios en el comportamiento.
  • Babeo o espuma por la boca.
  • Movimientos de los ojos.
  • Resoplar y gruñir.
  • Pérdida del control de esfínteres.
  • Cambios en el estado de ánimo.
  • Rechinar de dientes.
  • Estremecimiento de todo el cuerpo.
  • Espasmos musculares incontrolables.

¿Cuánto tiempo suele durar una crisis epiléptica?

En la mayoría de los casos, una crisis epiléptica suele durar entre 3 a 4 minutos. Estos síntomas pueden llegar a detenerse luego de unos pocos segundos o minutos, o bien continuar hasta por 15 minutos.

No obstante, cuanto la duración de la crisis epiléptica es mayor de 30 minutos nos encontramos ante una emergencia neurológica, que debe ser manejada por un especialista médico.

¿Qué puedo hacer si una persona cercana tiene una crisis epiléptica?

En primer lugar es fundamental mantener la calma, dado que en la mayoría de los casos la crisis epiléptica solo dura unos pocos minutos, y en muchos casos tienden a ceder de forma espontánea. Es importante observar con suma atención las diferentes características de los movimientos convulsivos, cuánto duran y lo que la persona hace al iniciar su recuperación tras la crisis.

Dado que puedes lesionar a la persona, no se aconseja tratar de detener la crisis ni impedir los movimientos convulsivos, y sí acomodarlo con cuidado de lado para que pueda respirar mejor, además de colocar algún objeto blando bajo su cabeza.

Es fundamental permanecer con la persona hasta que la crisis termine. Es habitual que luego de la crisis la persona esté confusa; háblale en tono amistoso y calmado.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest