cosmo

Las bebidas isotónicas son bebidas muy relacionadas con la práctica deportiva, pero ¿sabes qué son en realidad y para qué son útiles? Te desvelamos todo lo que necesitas saber en este artículo.

Las podemos encontrar con muchísima facilidad en las estanterías de todos los supermercados, y habitualmente son conocidas con el nombre de bebidas rehidratantes, aunque lo más común es que sean denominadas como bebidas isotónicas. Se las conoce igualmente como bebidas deportivas por sus diferentes cualidades para evitar la deshidratación causada por la sudoración derivada de cualquier práctica deportiva, de ahí que se asocien habitualmente con el deporte y con la práctica del ejercicio físico. Pero sus usos no acaban ahí.

Básicamente podemos decir que las bebidas isotónicas son bebidas que presentan la capacidad de rehidratar nuestro organismo, a la vez que aumentan nuestro rendimiento. Para conseguirlo, en su composición encontramos agua, determinados hidratos de carbono complejos (como por ejemplo la maltodextrina o los polímeros de glucosa), hidratos de carbono simples (como la dextrosa, la sacarosa, la fructosa o la sacarosa) y determinadas sales minerales (en especial potasio, fósforo, sodio y cloro).

En qué consiste una bebida isotónica

Es decir, son bebidas especialmente pensadas para evitar la deshidratación, para rehidratar a nuestro organismo en determinadas situaciones. Por ello no están solo aconsejadas durante la práctica deportiva, sino también cuando sufrimos de diarreas o vómitos, al suponer la pérdida de agua y electrolitos tan importantes y fundamentales para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

¿Cuándo es recomendable consumirlas?

Aunque lo más habitual es consumir bebidas isotónicas cada vez que practicamos algún deporte o cuando simplemente hacemos ejercicio físico, la realidad es que en verdad no son del todo imprescindibles ante determinados ejercicios, especialmente cuando la práctica no dura más de una hora y su intensidad es baja o ligeramente moderada. Siempre y cuando el ambiente no sea caluroso y la sudoración sea excesiva, momento en el que su consumo sí sería más que aconsejable.

bebidas-isotonicas

Esto significa que el consumo de bebidas isotónicas es recomendable cuando la actividad física es intensa, sudamos en exceso y se alarga en el tiempo. ¿Por qué? Muy sencillo: cuando practicamos alguna actividad física de manera intensa la temperatura del cuerpo sube de forma considerable, lo que nos lleva a sudar en exceso. Esto a su vez causa que nuestro cuerpo pierda agua  sales a través de los poros de nuestra piel, por lo que una opción útil para recuperar las sustancias que hemos perdido es optar por una bebida isotónica.

A la hora de practicar deporte, es interesante beber uno o dos vasos de agua antes de comenzar con la actividad, mientras que en el trascurso de la misma o después de haber acabado con la práctica deportiva es útil beber bebidas isotónicas incluso aunque no tengamos sed. Esto nos ayudará, como te hemos comentado, a reponer los nutrientes y líquidos que nuestro cuerpo ha perdido, y a mantener el ritmo en caso de que sigamos con la actividad.

Imágenes | ISTOCKPHOTO/THINKSTOCK

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest