cosmo

Los smoothies son la bebida refrescante de moda, ese delicioso batido de fruta congelada que puedes disfrutar en cualquier momento y lugar. Te descubrimos en qué consiste esta popular bebida.

Es bastante probable que hoy día puedas encontrarlos en una grandísima diversidad de cafeterías, bares y restaurantes. Aunque en realidad nos encontramos ante un concepto que originalmente nación en los años 1960 en California, momento en el que existía un auténtico boom de personas que sentían la imperiosa necesidad de cuidar su cuerpo en los gimnasios y optando por bebidas energéticas y bajas tanto en calorías como en grasas.

Te estamos hablando de los smoothies, que se popularizaron a finales de la década de los años 60 en Estados Unidos, de la mano de la expansión de tiendas especializadas en productos naturales, así como de los vendedores de helados.

smoothies

Un smoothie es un delicioso batido de fruta que en lugar de venderse como un batido de fruta en sí mismo se vende con la apelación de smoothie. Algo que en realidad no sería un error si tenemos en cuenta que tiende a poseer una consistencia algo más densa y espesa en comparación con los batidos. Es decir, se diferencia de los batidos en su cremosidad, siendo además muy habitual su preparación con trozos de fruta congelada. Dicho de otra forma más sencilla: un smoothie es un batido cremoso que se compone de fruta.

Al momento de prepararlo se le sueñe añadir leche, leche de soja o yogurt natural con el objetivo de enriquecer esta bebida en proteínas, aunque también hay quien lo elabora directamente combinando las frutas con jugo de manzana o con helado.

Actualmente es posible encontrar una amplia variedad de marcas que venden smoothies en las estanterías de los supermercados, pero como ya manifestó la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en el año 2009 el consumo de smoothies industriales no equivale en realidad al de comer fruta fresca, a pesar de que sus fabricantes aseguran que el producto equivaldría a una ración de fruta fresca.

Por tanto, la recomendación es evidentemente clara: opta siempre por elaborar o consumir smoothies con fruta fresca justo en el momento de tomarlo, ya sea en una cafetería o en cualquier otro establecimiento especializado en su preparación, o incluso hacerlo directamente en casa.

Qué es un smoothie

Algunos consejos útiles a la hora de hacer smoothies

La elaboración de un smoothie es en realidad muy sencilla, además de destacar por ser una bebida muy versátil, de manera que se puede preparar de muy diferentes formas y los ingredientes a utilizar en cada una de las recetas es igual de variada.

Para conseguir el smoothie perfecto es necesario poner primero en la batidora la fruta que hayamos escogido y batirla bien, para luego añadir leche fría (o alguna bebida vegetal, helado o yogurt natural) y continuar batiendo hasta que todos los ingredientes se integren durante algunos segundos hasta obtener una mezcla suave, cremosa y homogénea.

Por otro lado, es aconsejable servirlo siempre frío, aunque no es aconsejable echar hielo en el vaso al momento de beberlo, sino triturarlo antes cuando estamos batiendo la fruta, ya que en caso contrario el agua que resulte del hielo terminará por desvirtuar la bebida original y ésta perderá sabor.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest