cosmo

La vasectomía es una cirugía muy común útil para prevenir nuevos embarazos no deseados, al impedirse el paso de los espermatozoides al exterior. Descubre en qué consiste y para qué es útil.

La vasectomía es una cirugía que es desarrollada en los hombres para impedir el paso de espermatozoides a través de los conductos deferentes, los cuales transportan a los mismos desde los testículos hasta la uretra.

Es un método de control natal que aunque puede ser reversible en algunos casos, es preferible realizarla de manera permanente ya que los métodos quirúrgicos actuales para restablecer la fertilidad son costosos, difíciles de realizar y con baja probabilidad de éxito.

¿En qué consiste la vasectomía?

Antes de una vasectomía el paciente debe informar a sus médicos de antecedentes clínicos y medicamentos que ingiere ya que, es probable que deba dejar de tomar medicinas hasta después de la operación; durante el día de la operación es recomendable que asista con ropa cómoda y no ajustada.

La vasectomía se realiza por medio de una operación dentro del consultorio del médico. A través de uno de los dos métodos existentes para realizar la operación.

¿Cómo se realiza la vasectomía?

Primer método de vasectomía

Para éste proceso quirúrgico metodológico, se debe rasurar la zona donde se realizará la operación. Luego de esto, el médico aplica anestesia general o local al paciente eliminando los dolores de la operación y manteniéndolo despierto al mismo tiempo.

Posteriormente, el cirujano hará una pequeña incisión del escroto, ligará los conductos deferentes y procederá a cortarlos por separado; luego se limpia la herida y se cierra por medio de puntos de sutura o goma quirúrgica.

Segundo método de vasectomía

En éste segundo método, el proceso inicial es el mismo. Luego de esto, el médico por medio del tacto localiza los conductos deferentes; continuado a esto se hace un agujero diminuto por el cual el cirujano introduce un instrumento puntiagudo con el cual ligara y cortará los conductos deferentes.

De igual manera se limpia la herida y se cierra por medio de puntos de sutura o goma quirúrgica.

vasectomia

Los pacientes, al finalizar la intervención de la vasectomía regresan a sus hogares el mismo día de la operación y pueden reanudar sus labores luego de dos días de reposo siempre y cuando no requieran trabajo físico pesado. Luego de una semana, los pacientes retoman su vida normalmente y pueden mantener relaciones sexuales de nuevo si no presentan dolores o incomodidades; los pacientes deben utilizar un suspensorio escrotal durante 3 o 4 días después de la operación para prevenir lastimarse y mejorar con mayor rapidez.

¿Cuándo se hace una vasectomía?

  • La vasectomía se realiza cuando el hombre está seguro de no querer tener hijos en el futuro o no quiera tener más hijos.
  • Cuando la pareja no pueda o no quiera realizarse algún otro método anticonceptivo y decidan realizarse la vasectomía.
  • Cuando existan las posibilidades de transmitir enfermedades hereditarias y se quieran evitar.
  • Cuando la salud de la pareja se ve afectada por un futuro embarazo.
  • Cuando el hombre no quiera utilizar ningún método anticonceptivo durante la relación sexual.

La vasectomía es un método anticonceptivo con tasas altas de efectividad y seguridad. Los pacientes que toman la decisión de realizarse una vasectomía deben ser conscientes de que no habrá marcha atrás y de que no podrán tener hijos después de la operación; sin embargo, justo después de la operación es posible liberar algunos espermatozoides por lo cual se recomienda utilizar algún método anticonceptivo en los primeros meses de relaciones sexuales siguientes de la vasectomía.

De igual manera es recomendable realizarse un examen de conteo de espermatozoides luego de unos tres meses de la operación.

como-se-hace-vasectomia

Las personas no corren riesgos al realizarse ésta terapia. No obstante, puede existir la aparición de hematomas, hinchazón, rasquiñas y sangrado el cual desaparece a medida que se cura la zona operada.

Algunas personas pueden manifestar dolores en el escroto o en la pelvis conocidos como síndrome de dolor post-vasectomía, que igualmente desaparecen al cabo de unos días; a excepción de pocos casos en los que se requirió intervención quirúrgica por dolores más fuertes y frecuentes.

La mayoría de los hombres quedan satisfechos con la vasectomía y entre parejas disfrutan el no tener que utilizar métodos anticonceptivos mientras mantienen relaciones sexuales. La vasectomía no afecta la capacidad del hombre de tener una erección o de tener un orgasmo; igual sigue eyaculando semen, solo que sin espermatozoides.

No incrementa el riesgo de padecer cáncer de próstata o enfermedades testiculares, así como tampoco previene la propagación de infecciones de transmisión sexual.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest