cosmo

¿Sabes en qué consiste la presión arterial? ¿Qué significa la tensión arterial sistólica y diastólica? Te desvelamos todo lo que necesitas saber sobre ella.

Para entender qué es la hipertensión arterial, y sobre todo qué supone en cuanto a riesgos y consecuencias para nuestra salud, es necesario indaga acerca de en qué consiste precisamente la presión arterial, dado que en muchas ocasiones tendemos a hablar de niveles elevados de tensión arterial sin saber lo que significa.

Lo cierto es que la presión arterial elevada se convierte en una enfermedad bastante común, que cada día afecta a millones de personas en todo el mundo. En la mayoría de las ocasiones aparece como consecuencia de haber seguido durante mucho tiempo hábitos de salud poco saludables.

presion-arterial

Mientras que, en otros momentos, surge como consecuencia de alguna determinada enfermedad, como ocurre por ejemplo con afecciones crónicas comunes como es el caso de la diabetes.

¿En qué consiste la presión arterial?

Es también conocida como presión venosa o simplemente presión sanguínea. De hecho, todas estas denominaciones pueden sernos de grandísima ayuda a la hora de descubrir en qué consiste, siendo útiles para descubrir precisamente qué es, sin tener que acudir a alguna enciclopedia médica especializada.

Básicamente, podríamos definir a la presión arterial como la fuerza que la sangre ejerce contra las diferentes paredes de las arterias. Es habitualmente confundida con la tensión arterial (TA), que consiste sin embargo en la presión que los distintos vasos sanguíneos ejercen sobre la sangre circulante; es decir, la tensión arterial sin embargo es la forma en que nuestras arterias reaccionan a la presión ejercida por los vasos sanguíneos.

Esta presión sanguínea es tan fundamental como imprescindible, porque gracias a ella la sangre puede circular por los vasos sanguíneos, aportando oxígeno y nutrientes a todos los órganos y tejidos de nuestro cuerpo, para que puedan funcionar correctamente.

Te recomendamos: Consecuencias de la hipertensión arterial 

De hecho, la presión arterial se encuentra determinada por el volumen y la fuerza de la sangre bombeada, además de por la flexibilidad y el tamaño de nuestras arterias.

En el caso particular de la presión arterial posee dos componentes principales: por un lado nos encontramos con la conocida como presión arterial sistólica, que corresponde al valor máximo de la presión arterial justo cuando el corazón se contrae (sístole), tratándose del efecto de presión que la sangre ejerce cuando es eyectada desde el corazón sobre la pared de los vasos sanguíneos.

valores-presion-arterial

Por otro lado nos encontramos con la presión arterial diastólica, que se corresponde con el valor mínimo de la presión arterial, justo cuando el corazón se relaja luego de una contracción, en preparación para su llenado con sangre circulatoria (entre latidos cardíacos). Se refiere precisamente al efecto de presión que la sangre ejerce sobre la pared del vaso.

Dicho de otra forma, mientras que el número superior (presión arterial sistólica) representa la presión máxima que se ha ejercido cuando el corazón se contrae, el número inferior (presión arterial diastólica) representa la presión que existe en las arterias cuando nuestro corazón se encuentra en estado de reposo.

Por ello cuando nos medimos la presión arterial ésta tiende a expresarse con dos números separados por un guión: el primero corresponde a la presión sistólica, mientras que el segundo corresponde a la presión diastólica. Dicho sea de paso, la conocida como presión de pulso es la diferencia entre la presión sistólica y diastólica.

¿Sabías que la presión arterial cambia continuamente? No solo influye en ella nuestro estado de salud y nuestro propio estado físico.

que-es-presion-arterial

También influyen en sus valores otros factores como la actividad física que estemos llevando a cabo en esos momentos (o que hayamos realizado unos minutos antes), la dieta que sigamos, nuestro estado emocional, si estamos o no consumiendo determinados medicamentos, la temperatura de nuestro cuerpo… e incluso la postura que tengamos en el momento de la medición.

¿Cómo se mide la presión arterial?

La presión arterial se mide siempre cuando estamos sentados, con un brazo apoyado sobre la mesa, el cual debe estar ligeramente doblado de forma que se encuentre al mismo nivel del corazón.

Descubre más: Recetas de zumos para bajar la tensión arterial alta

Además, es importante que las mangas de la camisa se encuentren cómodamente enrolladas, y que la parte superior del brazo esté descubierta.

En caso de que la medida de la presión la realice un profesional médico, el especialista envolverá el esfigmomanómetro, ciñéndolo bien alrededor de la parte superior del brazo, a aproximadamente 2,5 centímetros por encima del pliegue del codo.

medir-presion-arterial

Luego palpará el pulso para localizar la arteria mayor en el interior del codo, colocando ahora la cabeza del estetoscopio sobre ella, justo debajo del esfigmomanómetro. Ahora cerrará la válvula en la pera de caucho infladora, para luego comprimirla rápidamente para inflar el esfigmomanómetro hasta que el medidor marque 30 mmHg por encima de la presión sistólica normal (en caso de desconocerse este dato se infla hasta los 210 mmHg).

Luego la válvula se abre ligeramente, lo que permite que la presión disminuya gradualmente, registrándose el nivel en el medidor a la vez que escucha el sonido del pulso de la sangre (ésta es la presión sistólica).

A medida que el aire continúa saliendo los sonidos desaparecen, de manera que cuando el sonido ha desaparecido por completo se registra el punto justo en el que esto ocurre (ésta es la presión diastólica).

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest