cosmo

¿En qué consiste el mal de ojo y cuáles son sus síntomas? Se trata de una creencia popular muy arraigada en la sociedad. Descubre cómo saber si tienes mal de ojo, estás ojeado o tienes el ojo encima.

En determinadas culturas existe lo que popularmente se conoce como mal de ojo. Se trata de una creencia popular según la que cualquier persona tiene la capacidad de producir el mal a otra persona, simplemente con mirarla.

Este efecto puede ser inconsciente o totalmente consciente. Sobre la persona afectada se dice que “le echaron mal de ojo”. Al encontrarlo en muchos países y culturas, podemos decir que se trata, por tanto, de una creencia extendida universalmente, a través de una grandísima diversidad de pueblos y culturas.

En qué consiste el mal de ojo

Por culturas, en algunos países orientales se cree que las personas con el color de los ojos claros presentan una mayor capacidad y un mayor poder para hacer mal de ojo. Creen que tienen muchísima más envidia, de forma que acumulan tanta maldad dentro de sí mismas que sólo con fijar su mirada en aquella persona que envidian tienen la capacidad de hechizarla con el mal de ojo.

Como indicábamos anteriormente, la creencia popular dice que el mal de ojo puede ser voluntario (esto es, totalmente consciente), o involuntario (esto es, totalmente inconsciente). No obstante, la tradición cuenta que el mal de ojo es producto o efecto de la envidia –en aspectos negativos- o bien de la propia admiración que siente la persona hacia la otra –en aspectos más positivos-.

Se trata de una condición que puede ser física, emocional y mental, causada por la mirada de una persona que muchos pueden llegar a considerar como poderosa. Dicho mal de ojo puede ser producido sin querer, de forma involuntaria, o bien causado de forma totalmente intencionada.

Podemos considerarla incluso como una manifestación de la energía, a la vez que sus posibles efectos y síntomas dependerán de si la persona cree o no en el mal de ojo. Es decir, si por ejemplo cree en la existencia del mal de ojo puede sentir y ‘sufrir’ sus síntomas, atribuyéndoselo a alguien más.

Sin embargo, si esa persona no cree en ello difícilmente pensará que se pudiera tratar de un mal de ojo.

mal-de-ojo-ojo-echado

¿Cómo saber si tienes mal de ojo?

A los que tienen mal de ojo también se les dice que tienen el ojo encima o que simplemente están ojeados.

Tal vez pienses que tienes mal de ojo; esto es, que alguien te haya echado mal de ojo en los últimos días, ya sea porque te tiene envidia, porque te odia o incluso puede darse el caso que simplemente lo haya hecho sin haberlo querido.

Mientras que en un bebé, aunque la sintomatología causada por el mal de ojo tiende a ser general pero cuando no existe otra condición física ni enfermedad es clara, en una persona adulta puede darse el caso de no ser tan fácil.

Los síntomas del mal de ojo

No obstante, en una persona adulta el mal de ojo tiende a tener un efecto más fuerte a nivel emocional y psicológico que físico (mientras que en los recién nacidos ocurre todo lo contrario). Si crees que tienes mal de ojo, echa un vistazo a los siguientes síntomas:

  • Nerviosismo, que a su vez puede causar náuseas, vómitos y mareos.
  • Sensación de malestar continuo.
  • Incapacidad para descansar bien.
  • Sensación de paranoia repentina, sin causa aparente.
  • Sensación de miedo profundo sin saber por qué.
sintomas-mal-de-ojo

Remedio para saber si tienes mal de ojo

También existe un remedio natural y casero para saber si tienes mal de ojo sin atender a los posibles síntomas que puedas sentir. Consiste en ponerte un poco de aceite de oliva en el dedo corazón y dejar caer este aceite sobre un vaso de agua. Si observas que el aceite de oliva se dispersa es posible que puedas tener mal de ojo.

Si crees que tienes mal de ojo, o quieres quitárselo a alguien, puedes aprender más sobre el rezo para el mal de ojo.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest