cosmo

¿No sabes qué deporte practicar? Consejos para elegir el ejercicio físico más adecuado, útil para ayudarte a escoger el más recomendado para ti.

Si tenemos en cuenta cuáles son los diferentes y distintos beneficios del ejercicio, no hay duda que se trata de una opción tan adecuada como recomendada a la hora de mantener una buena salud. De hecho se convierte en un estilo de vida más que aconsejado, sobretodo si es practicado con cierta regularidad, y a ser posible cada día.

Es útil y beneficioso tanto para el sistema cardiorrespiratorio como para el aparato locomotor, aumenta el gasto energético y el consumo de grasas, disminuye las cifras de tensión arterial y de colesterol a la vez que aumenta el colesterol HDL, ejerce un interesantísimo efecto contra la ansiedad y el estrés ayudando en su reducción, útil en el metabolismo del calcio y puede ser efectivo contra determinados dolores musculares.

¿Qué deporte practicar?

Pero si nos planteamos la posibilidad de comenzar a hacer deporte, es probable que tengamos ciertas dudas acerca de cuál elegir, y qué tipo de ejercicio sería el más recomendado para nosotros.

Ejercicios aeróbicos y anaeróbicos

Como de buen seguro sabrás, fundamentalmente existen dos tipos de ejercicios: los ejercicios aeróbicos y los ejercicios anaeróbicos. A continuación te indicamos cuáles son sus principales diferencias:

  • Ejercicios aeróbicos: son ejercicios de baja o media intensidad, pero que presentan una duración más o menos larga. Requieren de la respiración, y son especialmente útiles para bajar de peso ya que nuestro organismo necesita quemar grasas y hidratos de carbono para la obtención de energía. Además, mejoran la función cardiovascular, los niveles de colesterol en la sangre y regulan la tensión arterial. Son ejercicios tales como correr, caminar, nadar o hacer bicicleta.
  • Ejercicios anaeróbicos: son ejercicios de alta intensidad pero corta duración. No se precisa de tanto oxígeno y sí de la fuerza, por lo que la energía proviene de fuentes inmediatas que no necesitan ser oxidadas. Comprenden el fortalecimiento y la tonificación del sistema musculoesquelético. Son ejercicios tales como levantar pesas o las carreras de velocidad.

Entonces, ¿qué deporte o ejercicio físico practicar?

Evidentemente, todo dependerá de diferentes elementos y condiciones a tener en cuenta antes de la elección: por ejemplo, nuestro estado de salud, si tenemos algún tipo de lesión o problema muscular, nuestros gustos personales, y nuestra propia capacidad física.

Si optas por ir a correr, debes tener en cuenta que es considerado como un deporte de alto impacto, de forma que si no estás lo suficientemente preparado te puede causar lesiones como fracturas, esguinces o desgarros musculares.

correr

Ir a caminar parece convertirse en una de las mejores opciones cuando se comienza a practicar ejercicio físico, fundamentalmente porque no requiere de mucho esfuerzo, no es un deporte de alto impacto y es sumamente sencillo de practicar. Eso sí, para aportar nos beneficios reales lo más aconsejable es optar por caminatas de media hora a una hora, dos o tres veces por semana, y hacerlo a ritmo acelerado.

Nadar es otra opción aconsejable, pero se recomienda empezar a practicarla bajo la ayuda/supervisión de un monitor, el cual nos asesorará y nos indicará si lo estamos haciendo bien o no.

En definitiva, la clave está en tener en cuenta tus propios gustos personales, y tener presente qué tipo de ejercicio físico puedes practicar y cuál no. Luego, la constancia a fin de cuentas terminará por ser fundamental.

Imágenes | Ron Cogswell / Chris Hunkeler

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest