cosmo

El paracetamol es considerado como un medicamento seguro en el embarazo, pero algunos estudios han constatado que en realidad no lo sería tanto cuando su consumo es excesivo.

Cuando una mujer está embarazada es absolutamente normal que le surjan muchas dudas relacionadas con la gestación, no solo con la alimentación qué debería seguir, qué alimentos o bebidas puede consumir o no o por ejemplo qué hábitos debería suprimir o seguir… sino también como es el caso con algo tan importante con la medicación y los fármacos que serían considerados como seguros, y que en definitiva podría consumir con tranquilidad durante los 9 meses que tiende a durar el embarazo.

El paracetamol, como de buen seguro sabrás, se caracteriza por ser un fármaco que presenta propiedades analgésicas, lo que significa que es útil para aliviar dolores o molestias leves a moderadas como dolor de cabeza, dolor muscular, períodos menstruales…

paracetamol-embarazo

Actúa inhibiendo la síntesis de prostaglandinas, que son mediadores celulares responsables precisamente de la aparición del dolor. Además, aporta efectos antipiréticos, de manera que no solo es útil para aliviar el dolor, sino para reducir la fiebre.

Aunque el paracetamol sea un medicamento seguro a dosis normales, en muchas ocasiones distintos estudios científicos han relacionado precisamente su consumo con distintos problemas y trastornos de salud. Por ejemplo, hace poco tiempo las autoridades sanitarias europeas alertaban sobre el consumo excesivo de ibuprofeno, que podría ser peligroso para el corazón.

Los riesgos del consumo de paracetamol para el bebé

De acuerdo a los resultados obtenidos a partir de un estudio liderado por el Instituto de Salud Global (ISGlobal) de Barcelona, al parecer un consumo prolongado de paracetamol durante el embarazo se relacionaría con un aumento del riesgo de autismo, hiperactividad o impulsividad.

En el estudio seleccionaron a un total de 2.644 parejas de madre e hijo y preguntaron a éstas acerca del consumo de paracetamol durante la gestación, de manera que clasificaron su consumo como ‘nunca, esporádico persistente’. Luego evaluaron al 88% de los niños cuando tenían un año de edad, y al 79,9% a la edad de cinco años.

Se constató que en torno a un 43% de los niños evaluados al año de edad habían estado expuestos al consumo de paracetamol en algún momento de las 32 primeras semanas de gestación, y un 41% a los cinco años.

paracetamol-consumo-embarazo

Así, se descubrió que los niños evaluados a los cinco años que habían estado expuestos al medicamento presentaban alrededor de un 40% más de riesgo de presentar síntomas de hiperactividad o impulsividad.

Pero se constató que el riesgo era aún mayor, ya que aquellos niños que habían estado expuestos al medicamento de forma prolongada presentaban un rendimiento peor en el examen que mide la falta de impulsividad, atención y la velocidad de procesamiento visual (el examen K-CPT). Sin embargo, en el caso de los varones existía un aumento de dos síntomas del espectro autista.

De acuerdo a los resultados de este estudio se confirmaría que el paracetamol podría resultar dañino para el desarrollo neurológico del feto.

¿Y a qué se deberían estos efectos? Al parecer, los efectos se relacionan con la acción analgésica del fármaco, concretamente porque para aliviar el dolor éste actúa sobre los receptores de cannabinoides del cerebro, pudiendo alterar los mecanismos mediante los cuales estos receptores tienden a determinar tanto la maduración como la conectividad de las neuronas.

autismo-paracetamol-embarazo

¿Entonces no es seguro tomar paracetamol en el embarazo?

A pesar de los resultados en este y otros estudios científicos, quizá pueda sorprenderte que a día de hoy el paracetamol siga siendo considerado un fármaco seguro que puede consumirse durante la gestación sin ningún problema.

Eso sí, siempre y cuando su consumo sea corto y nunca prolongado en el tiempo, no consumiéndolo más allá de 72 horas seguidas.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest