cosmo

Tomar en ayunas una cucharada de aceite de oliva con jugo de limón es un remedio natural con múltiples beneficios y propiedades, tanto preventivos como curativos. Te descubrimos en qué consiste.

Podríamos decir que el aceite de oliva es, sin duda alguna, uno de los alimentos estrella de la dieta Mediterránea, la cual fue declarada en el mes de noviembre de 2010 como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por ser una opción nutricional y dietética adecuada en cuanto a su correcto aporte nutritivo, al basarse sobre todo en el consumo de productos vegetales, pan y otros cereales, vinagre y al propio aceite de oliva como grasa principal.

Como de buen seguro sabrás, el aceite de oliva consiste en un alimento de origen natural producido a partir de la aceituna (el fruto del olivo). En el mercado podemos encontrar distintas variedades dependiendo de las condiciones seguidas en su elaboración. Con todo ello, la mejor opción es el aceite de oliva virgen extra dado que el aceite no se ve alterado durante el proceso de elaboración, así como el aceite de oliva virgen. Por este motivo estas dos opciones tienden a ser más caras desde un punto de vista económico.

Aceite de oliva con limón

Sobre las cantidades diarias recomendadas, muchos nutricionistas recomiendan tomar unos 50 gramos de aceite de oliva al día, que equivale a unas 3 cucharadas diarias de este delicioso líquido. Pero como ya te comentamos en una nota anterior en la que te hablábamos de la maravillosa relación entre el aceite de oliva con zumo de limón, ¿sabes que sus cualidades son incluso más increíbles?.

¿En qué consiste el remedio de tomar una cucharada de aceite de oliva con limón en ayunas?

Desde el tiempo de nuestras abuelas existe un remedio natural muy popular consistente en tomar una cucharada de aceite de oliva con unas gotitas de jugo de limón, convirtiéndose en un remedio tradicional que sobre todo se aconseja consumir en ayunas por las mañanas, y en una opción maravillosa que nos ayuda a disfrutar de las distintas propiedades curativas, preventivas y medicinales que nos aportan tanto el aceite de oliva como el jugo natural de limón. De hecho, destaca por ser sumamente sencillo de preparar, y más aún, de consumir.

¿Cuáles son sus beneficios curativos y preventivos?

El remedio de aceite de oliva con limón, cuando es consumido en ayunas, aporta las siguientes cualidades:

  • Ayuda a aliviar el estreñimiento: el aceite de oliva actúa como un maravilloso laxante natural, especialmente cuando es consumido en ayunas con el estómago vacío. Es una opción natural excelente para calmar y aliviar el estreñimiento, sobre todo cuando el estreñimiento es leve.
  • Poderoso desintoxicante del organismo: es una opción natural ideal para desintoxicar y depurar nuestro organismo, ya que tanto el jugo de limón como el aceite de oliva actúan como dos potentes desintoxicantes y limpiadores del organismo, en especial tanto del hígado como de la vesícula biliar.
  • Un remedio ideal en caso de colesterol alto: ya sea en caso de colesterol alto como de triglicéridos, se trata de una opción natural maravillosa para reducir los niveles altos de grasas en la sangre. En el caso particular del colesterol, este remedio es ideal para reducir el colesterol LDL y aumentar el HDL (o colesterol bueno).
  • Alivia los problemas digestivos: consumido en ayunas este remedio es útil en caso de acidez gástrica, dolor de estómago, digestión pesada o indigestión.

1 cucharada de aceite de oliva con limón

¿Cómo tomar el aceite de oliva con limón?

El procedimiento es sumamente sencillo: en ayunas, solo tienes que poner en una cucharada un poco de aceite de oliva virgen extra y añadir unas gotitas de zumo de limón (si lo deseas, puedes partir el limón y exprimirlo un poco directamente en la cucharada de aceite de oliva).

Es aconsejable tomar este remedio cada día, siempre en ayunas.

Imágenes | iStock

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest