cosmo

¿Sabes cuáles son las causas de que se adormezcan los brazos, las manos y los pies? Lo cierto es que es muy común, pero en ocasiones puede ser un síntoma de algo más grave.

Es bastante probable que estés con nosotros si decimos que no hay nada más poco agradable que sentir calambres o el adormecimiento de nuestras manos y pies, aunque es cierto que este adormecimiento puede en realidad producirse con cualquier parte del cuerpo.

En cualquier caso, es tremendamente común que surjan en los brazos, las manos, las piernas y los pies.

Estos son los motivos por los que las extremidades se duermen

La sensación es aún más desagradable por la noche, cuando nos despierta de pronto una sensación súbita de cosquilleo y adormecimiento en alguna de las dos manos, teniendo incluso la sensación de que no la sentimos o que simplemente no podemos moverla como nos gustaría.

Cuando se nos duerme alguna parte de nuestro cuerpo es común que luego sintamos síntomas como hormigueo, sensación de pinchazos en la piel y los músculos como de agujas o alfileres, y dolor.

El adormecimiento de manos y pies se trata de algo absolutamente normal, que ocurre cuando nos encontramos en una mala posición e impedimos que la sangre fluya con normalidad. Pero en otras ocasiones sus causas no son tan normales y pueden llegar a ser incluso un síntoma de un trastorno o enfermedad.

De hecho, dependiendo de si se trata de un brazo o una pierna sus causas son diferentes.

Cuáles son las causas del adormecimiento de las manos

Mala posición

Es la causa más común, normal y habitual. Aparece cuando permanecemos durante mucho tiempo en una misma posición, o cuando nos encontramos en una mala posición, lo que impide que la sangre fluya con normalidad.

Síndrome del túnel carpiano

Es otra causa común y habitual, que consiste en la existencia de una presión excesiva en el nervio mediano, el cual permite tanto la sensibilidad como el movimiento a diferentes partes de la mano. Es lo que médicamente se conoce como síndrome del túnel carpiano.

adormecimiento-manos

Este síndrome puede ocasionar entumecimiento, hormigueo y debilidad, además de daño muscular en la mano y en los dedos. Son los dedos pulgar, índice y medio los que tienden a verse más afectados por este síndrome.

Determinadas tareas laborales

Determinados trabajos pueden influir en que nuestras manos se entumezcan de manera más habitual, sobre todo aquellas tareas que implican la flexión y la extensión forzada de la muñeca.

No te pierdas: Cómo evitar el síndrome de túnel carpiano si trabajas con el ordenador

También las tareas que requieren del empleo de mucha fuerza, o la utilización de herramientas que vibren o presionen de manera persistente la muñeca o la base de la palma de la mano.

Puede aparecer el síndrome de pinzamiento neurovascular, que causa dolor de hombro, brazo y mano, y surge especialmente en personas que cargan pesos muertos, con el consiguiente estiramiento muscular.

Deficiencia de vitamina B12

Una deficiencia de vitaminas del grupo B, en especial la vitamina B12, puede causar un entumecimiento de las manos y los brazos. Además, también tienden a ocasionar otros síntomas como cansancio, somnolencia y palidez de la piel.

alimentos-b12

Lesión del disco intervetebral

Puede surgir un adormecimiento y entumecimiento de las manos cuando un disco intervertebral se hernia, y como consecuencia de ello comprime algún nervio. Eso sí, esta afección se caracteriza por ser generalmente lento y progresivo, que aumenta poco a poco de intensidad.

Es habitual que el dolor comience por la nuca, siga hacia el hombro, se extienda al brazo y finalmente acabe en la mano.

¿Qué hacer ante un adormecimiento de manos y brazos?

En primer lugar no te preocupes: en la mayoría de las ocasiones se trata de algo absolutamente normal, que desaparece pasados unos minutos en cuanto conseguimos recuperar la movilidad del miembro adormecido.

tratamiento-extremidades-dormidas

En caso de que el adormecimiento de manos sea como consecuencia de alguna tarea laboral las muñequeras compresivas son tremendamente útiles y adecuadas, dado que ejercerán una adecuada presión con el fin de proteger la muñeca de las sobrecargas.

También es aconsejable seguir una dieta equilibrada y variada para aportar a nuestro organismo las vitaminas del grupo B que tanto necesita. Se aconsejan sobre todo los cereales integrales, frutas como el plátano, vegetales de hojas verdes y pescados como el atún.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest