cosmo

Cada vez que nos levantamos tendemos a beber café rápidamente como forma de estimularnos, sin embargo no sería una opción muy buena ni recomendable. Te explicamos por qué.

Cada día se repite la misma rutina en muchas casas de nuestro país, y también de muchos otros países repartidos por lo ancho y amplio del mundo: nos levantamos, lavamos la cara para espabilarnos, nos vestimos y nos preparamos un café, algunos muy cargado, y otros simplemente acompañan su taza de leche con unas gotitas de esta bebida estimulante. De hecho, hay muchos que lo preparan apenas unos minutos después de haberse levantado, con el objetivo de ‘despertarse’. Podemos recordar, por ejemplo, eso de que si no me tomo un café por la mañana no soy persona. Y con cierta razón, ya que cuando habituamos a nuestro cuerpo a un consumo regular y diario de café, cuando no lo hacemos nos sentimos irritables, de mal humor, con dolor de cabeza, con una sensación de fatiga o de adormecimiento y con muchísima dificultad para poder trabajar con normalidad o simplemente para poder concentrarnos.

Si descubrimos cuáles son los beneficios de beber café, es evidente que el café nos ayuda a activarnos y a despertarnos, dado que es una bebida natural útil para ayudar a activar nuestro organismo y elevar la capacidad de alerta, de manera que es adecuada a la hora de mejorar la concentración por más tiempo. Además, es interesante tomarlo por las mañanas al ayudarnos a disminuir la somnolencia, con lo que ‘eliminamos’ el sueño que podamos sentir tras habernos levantado de la cama. Pero según opinan muchos autores, tomar un café seguidamente tras despertarnos sería un error. ¿Por qué?.

Por qué no es recomendable tomar café después de levantarnos

Como de buen seguro sabrás, nuestro organismo cuenta con un reloj interno, el cual es el encargado de aumentar nuestro grado de alerta natural a primera hora de la mañana gracias al incremento de la producción de cortisol. Esta hormona hace que en realidad no sea útil tomarnos un café después de habernos levantado. De hecho, si tenemos en cuenta que los niveles de cortisol tienden a ir disminuyendo según van pasando las horas, es muchísimo más efectivo tomarnos el café dos o tres horas después de habernos despertado, para así aprovecharnos de sus cualidades y beneficios estimulantes.

¿Qué es el cortisol?

El cortisol es considerada como la hormona del estrés, dado que nuestro organismo lo fabrica ante determinadas situaciones que consideramos de emergencia, de manera que nos ayuda a la hora de enfrentarnos a los problemas cotidianos. Se trata, por tanto, de una hormona que se encuentra directamente relacionada con nuestro estado de alerta.

Muchos especialistas consideran que el punto más alto en la concentración de cortisol, si tenemos en cuenta nuestro ritmo circadiano de 24 horas, lo encontramos sobre todo entre las 8 y las 9 de la mañana. Éste es el momento en el que nuestras propias hormonas producen un estado de alerta mayor en nuestro organismo, de forma que si tomamos café a esas horas no notaríamos sus efectos estimulantes.

cafe-al-despertarnos

Eso sí, debemos advertir que tomar café después de levantarnos no es ni mucho menos malo para la salud. Lo único que no sería aconsejable si precisamente queremos aprovecharnos de las cualidades estimulantes de la cafeína, como forma de aportarnos energía y estimular nuestra concentración para trabajar y/o estudiar.

Imágenes | Mo Riza / Guilherme Tavares

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest