cosmo

¿Se deben esterilizar los biberones, los chupetes y otros utensilios del bebé? La respuesta es sí. Te descubrimos por qué es algo tan importante para la salud del niño.

Muchas mamás a pesar de optar por la lactancia materna también utilizan los biberones para poder alimentar a sus bebés cuando ellas no pueden; suceso que ocurre sobretodo cuando comienzan a trabajar después de las semanas correspondientes de lactancia.

En este sentido, es normal que surjan muchísimas dudas, sobre todo relacionadas con la conservación de la leche materna y con otras cuestiones directamente relacionadas con ella.

Esterilización de biberones y chupetes

Como bien sabemos la lactancia materna no solo es la mejor opción para alimentar al pequeño, si no también la mas saludable y económica ya que el pecho siempre tiene alimento para dar y no tienes que gastar dinero en leche de fórmulas nada baratas.

Sin embargo cuando se incluye la lactancia artificial en la vida del bebé o cuando es necesario dar el biberón en contadas ocasiones es necesario seguir unas normas de higiene sobretodo en los bebés más pequeños, a medida que crecen la higiene tan estricta deberá tomarse menos en cuenta.

La esterilización de biberones y chupetes

Cuando el pequeño nace está expuesto a muchísimos gérmenes y bacterias que pueden provocarle infecciones y problemas subyacentes por eso es imprescindible optar y mantener una correcta higiene con los utensilios en este caso los biberones que se vayan a utilizar.

No solo los biberones deben pasar por el proceso de esterilización, sabemos que los bebés se llevan cualquier objeto a la boca por eso es ideal que las chupas, o cualquier juguete o utensilio sea esterilizado para así evitar que ciertas bacterias o virus influyan en el bebé.

Existen varias maneras de esterilizar los biberones o utensilios del bebé, de todas maneras, cuando optes por alguna de ellas, siempre es conveniente lavar previamente con agua caliente y jabón muy minuciosamente los biberones con un cepillo interior y darle la vuelta a las tetinas para arrancar cualquier resto de leche que haya quedado pegada.

Como te habrás dado cuenta, efectivamente es importantísimo no solo esterilizar los biberones, sino también las tetinas utilizadas con ellos para la alimentación del bebé. Incluso también es conveniente hacer lo propio con las chupas del pequeño, y hacerlo al menos de vez en cuando.

esterilizando-biberones

Respecto al biberón, debes separar cada una de sus partes para que cada utensilio se esterilice de forma individual: biberón en sí mismo, tetina, tapa…

En cuanto al método que quieras utilizar para esterilizar los biberones dependerá de la rapidez y la comodidad para ti o para tu pareja. A continuación detallaremos los métodos más eficaces de esterilizado:

  • Esterilización en frío: éste método consisten en introducir los biberones y todo aquello que queramos limpiar en un recipiente con agua fría y una solución desinfectante, es un método sencillo pero el tiempo es mayor, entre media hora y una hora.
  • Esterilización por calor: gracias a éste método podemos esterilizar los biberones a altas temperaturas, se puede hacer con el microondas, utilizando aparatos adaptados a las ondas electromagnéticas o con aparatos fabricados exclusivamente para la esterilización donde solo hará falta una cantidad de agua y unos minutos para esterilizar los biberones gracias al vapor que genera. En otros casos y el más rudimentario es introducir los utensilios a esterilizar en una olla de agua y dejar hervir al fuego durante 10 o 20 minutos.

Por otro lado, es fundamental siempre lavarse bien las manos con agua caliente durante al menos 20 segundos, cada vez que vayamos a coger los biberones y tetinas ya esterilizadas.

Muchos pediatras aconsejan de hecho no esterilizar los utensilios o biberones durante un periodo exagerado o largo de tiempo, dado que de esta forma permitimos que el bebé entre en contacto con bacterias que posteriormente le ayudarán a desarrollar sus propias defensas.

La esterilización de los biberones y demás objetos debe hacerse desde el nacimiento hasta al menos los cuatro meses, a partir de ahí el lavado con agua caliente y jabón será suficiente ya que el bebé tiene su sistema inmunológico más desarrollado y será menos propenso a contraer cualquier infección.

esterilizacion-chupete-biberon

Por qué debemos esterilizar los biberones del bebé

Es aconsejable esterilizar los biberones y otros utensilios del bebé hasta el tercer mes de vida, sobre todo después de cada uso, dado que de esta manera garantizamos una correcta higiene.

¿Por qué es algo tan importante? Por algo tan fundamental como básico: cuando el bebé es aún pequeño, sus defensas inmunitarias no están totalmente desarrolladas, de manera que no esterilizar sus utensilios o lavarlos correctamente puede derivar en infecciones intestinales, así como otras afecciones relacionadas.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest