cosmo

¿Sabías que no siempre es bueno cepillarse los dientes inmediatamente después de haber comido? Te descubrimos el motivo en este artículo, conociendo por qué es malo cepillarnos los dientes tras las comidas.

Lo cierto es que, desde que éramos pequeños, siempre nos habían dicho que teníamos que lavarnos los dientes después de comer, para precisamente evitar que éstos se nos picaran y en definitiva apareciera la temida caries. Y, evidentemente, debíamos hacerlo siempre, comiésemos lo que comiésemos, aunque sobretodo cuando se trataban de comidas o bebidas con exceso de azúcar. Sin embargo, parece que esta acción no sería del todo adecuada.

Al parecer, precisamente lavarnos los dientes seguidamente tras haber ingerido comidas o bebidas ricas en azúcares o ácidos sería no solo errónea, sino incluso contraproducente para la salud de nuestros dientes.

El cepillado dental

El motivo es bien sencillo: durante el cepillado los ácidos y azúcares tienden a expandirse, de manera que no dejamos que es esmalte se recupere. De hecho, el cepillado podría llegar a eliminar el esmalte debilitado por el ácido, ya que penetrará de forma mucho más profunda en la estructura del diente.

Según algunas investigaciones llevadas a cabo en Estados Unidos, lo más adecuado sería posponer el cepillado a la media hora cuando consumimos una cantidad más o menos elevada de alimentos y bebidas ricas en azúcar o muy ácidas. Un ejemplo sencillo son bebidas como los zumos de naranja, limón o pomelo, las bebidas azucaradas como refrescos, las golosinas o los pasteles y dulces.

Incluso muchos especialistas aconsejan lavar siempre los dientes después de media hora tras haber comido, ya que el pH de nuestra boca disminuye, tardando un tiempo en volver a la normalidad. Como resultado, si nos cepillamos os dientes después de haber comido este proceso se intensifica, dado que repartimos el ácido por toda la boca y además lo empujamos contra los dientes.

Durante esa media hora la saliva de nuestra boca ayuda a que el nivel de acidez disminuya, de ahí que sea mejor esperar un poco antes de cepillarnos los dientes. Lo más aconsejable, mientras tanto, es enjuagarnos la boca con agua o con un colutorio.

Imagen | Phil and Pam

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest