cosmo

Las frutas son alimentos sanos y saludables, por eso es bueno comer frutas todos los días. Pero, ¿sabes que también aportan otras propiedades igual de interesantes?

Hace algún tiempo el Ministerio de Sanidad español puso en marcha una campaña informativa que se convirtió sin duda alguna en una de las más populares de cuantas se han llevado a cabo hasta el momento. Y es que a partir de entonces nos quedó bien grabado lo importantísimo y necesario que es comer 5 raciones de frutas y verduras al día, como opción aconsejada y recomendada a la hora de seguir una alimentación saludable y equilibrada, y a la hora de mejorar y de mantener en buen estado nuestra propia salud.

Las frutas, por tanto, son alimentos naturales que aportan interesantísimos beneficios y propiedades. Por un lado, aportan una grandísima diversidad de nutrientes esenciales, son muy ricas en fibra y agua, y además se convierten en una opción ideal a la hora de controlar nuestro peso, dado que apenas poseen calorías y sin embargo sí tienden a ser saciantes.

Frutas, buenas para nuestra salud

Riqueza nutricional

Como indicábamos brevemente en las líneas anteriores, las frutas destacan desde un primer momento por ser unos alimentos muy ricos en distintos nutrientes esenciales, tales como:

  • Vitaminas: la mayoría de las frutas aportan una buena cantidad de vitaminas. Como de buen seguro sabrás, las vitaminas son unos nutrientes indispensables para nuestro organismo y para nuestra salud, que cumplen determinadas funciones en función del tipo de vitamina que sea. Así, por ejemplo, mientras que la vitamina C o la vitamina E son antioxidantes y ayudan a reforzar nuestro sistema inmunológico, la vitamina A es esencial para la buena salud de nuestra vista.
  • Minerales: al igual que ocurre con las vitaminas, los minerales también son nutrientes indispensables y fundamentales para nuestro organismo. En las frutas podemos encontrarnos con una gran diversidad de ellos, como por ejemplo hierro, potasio, magnesio, zinc…
  • Fibra: en general la mayoría de las frutas son ricas o muy ricas en fibra soluble. Este tipo de fibra es fundamental para el buen funcionamiento de nuestro tránsito intestinal, ayudando a prevenir el estreñimiento o a aliviarlo.
  • Agua: las frutas también destacan por su increible riqueza en agua. Por ello son tan depurativas y diuréticas, ayudando en el proceso natural de nuestro organismo de eliminar las toxinas que no necesitamos y que se han ido acumulando.
  • Antioxidantes naturales: las frutas aportan no solo vitaminas antioxidantes, también determinadas sustancias y compuestos con cualidades antioxidates, que entre otros aspectos ayudan a reducir las consecuencias tan negativas que los radicales libres causan en nuestra salud.

Beneficiosas para tu sistema cardiovascular

Dado que las frutas son ricas en antioxidantes, fibra y agua, se convierten en alimentos ideales para tu sistema cardiovascular. En este sentido, resultan muy interesantes cuando tienes el colesterol alto, porque ayudan a reducir los niveles altos de colesterol total y de colesterol LDL (malo) a la vez que aumenta el colesterol HDL (bueno). Por otra parte, también son ideales para reducir la hipertensión arterial, y mejoran de forma muy positiva nuestra circulación sanguínea.

  • Frutas para reducir el colesterol y los triglicéridos: destacan frutas como las manzanas, las uvas, las fresas y los cítricos (como por ejemplo las naranjas, limones y kiwis).
  • Frutas para reducir la presión arterial alta: destacan frutas como el plátano y el limón. Además, determinadas partes de otras frutas aportan esta interesante cualidad, como por ejemplo el agua de coco y las semillas de sandía.

Ayudan a perder peso

Las frutas son alimentos por lo general muy bajo en calorías. Además, prácticamente no aportan nada de grasas. Por tanto, son ideales tanto en dietas de adelgazamiento como en dietas de control de peso, porque tienden a saciar el apetito sin aportar nada de grasas.

Mención aparte podemos hacer de los aguacates y del coco, aunque ambas frutas son muy ricas en grasas saludables, que ayudan a reducir el colesterol y los triglicéridos.

A la hora de perder peso destacan frutas como la manzana, la pera, la papaya, el guayabo, las fresas y el kiwi.

Son refrescantes y además están deliciosas

¿Quién podría resistirse en un día de calor a un delicioso cóctel de fruta fresca? Lo cierto es que se convierten en la opción más saludable a la hora de refrescar nuestro organismo, muchísimo más que el helado o que la gelatina, sobre todo por su riqueza en agua. Por ello también nos ayudan a calmar la sed, especialmente en los días más calurosos.

Ideales para depurar nuestro organismo

Precisamente por su riqueza en agua, fibra y antioxidantes naturales, las frutas ayudan mucho a la hora de depurar nuestro organismo. De hecho, son unos alimentos ideales para eliminar toxinas y desechos que se han ido acumulando y que nuestro cuerpo no necesita.

Además, por su riqueza en antioxidantes son útiles para reducir los efectos negativos de los radicales libres.

Nos ayudan a prevenir enfermedades

Si comemos fruta cada día estaremos aportando a nuestro organismo nutrientes esenciales que ayudan a reforzar nuestro sistema inmunológico, lo que a su vez nos resulta útil a la hora de prevenir determinadas enfermedades. Por ejemplo, se sabe que la vitamina E es útil en la prevención del cáncer y de determinadas enfermedades cardiovasculares, gracias a sus beneficios antioxidantes y protectores. Por otra parte, aunque aún existen dudas acerca de cómo actúa la vitamina C en la prevención de gripes y resfriados, sí se conoce que quienes siguen una dieta rica en frutas se enferman menos, mientras que quienes lo hacen, si comen frutas ricas en vitamina C tienden a acortar el periodo de infección y también aliviar sus síntomas.

Imágenes | jojomzz / Yasser Alghofily / Janine

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest