cosmo

La rosácea es un problema crónico de la piel que aparece por distintas causas identificadas. Descubre algunos consejos naturales útiles para su prevención sencilla.

Con el nombre de rosácea, o más concretamente con la denominación médica de acné rosácea, nos encontramos ante una enfermedad crónica de la piel considerada como benigna, pero que sin embargo a pesar de ello requiere un adecuado tratamiento médico que ayude a tratar los síntomas de forma adecuada.

Como ya te hemos comentado en algún que otro momento, básicamente consiste en la inflamación de algunas partes del rostro (en especial las mejillas, la nariz, la frente y los párpados), que cursa con enrojecimiento y con la aparición de pequeños vasos sanguíneos de la para que se muestran como pequeñas arañas rosas conocidas médicamente con el nombre de telangectasias.

Prevencón de la rosácea naturalmente

Es mucho más frecuente en mujeres adultas, y de hecho cuando aparece es tremendamente común que los diferentes capilares que irrigan la piel del rostro de sangre se muestren dilatados de forma prácticamente permanente.

Generalmente da origen a pápulas y pústulas, así como producir una hipertrofia de las glándulas sebáceas. Por ello es también conocida como “acné rosácea”, porque en ocasiones tiende a mostrarse de forma muy parecida o similar a los síntomas comunes y típicos del acné, pero sin serlo en realidad.

¿Sabías que aún no están claras las causas por las que la rosácea aparece? Es más, como manifiestan muchos dermatólogos, aún hoy día la etiología de esta enfermedad crónica es desconocida, pero sí existen distintas hipótesis que van desde la propia exposición climática hasta una infección bacteriana. A continuación te resumimos sus principales causas:

  • Presenta tendencia a heredarse.
  • Infecciones: bacteriana, estafilococos aureus y micrococos.
  • Enfermedades gastrointestinales: atrofia de la mucosa yeyunal y secreción gástrica alcalina y acloridria.
  • Problemas y anomalías de las glándulas sebáceas, como hipertrofia y afectación de las glándulas de Meibomio.
  • Afección o alteración psicosomática.
  • Exposición climática.
  • Infestación por Demodex Folliculorum (ácaro de pequeñísimo tamaño que vive en los folículos y poros del pelo).

Consejos para la prevención de la rosácea

Aunque en cierto sentido la rosácea no puede evitarse, sobre todo cuando determinadas causas influyen en su aparición (como por ejemplo es el caso de la tendencia a ser heredada), sí existen algunos consejos útiles que pueden ayudar a prevenir sus síntomas más molestos e incómodos.

prevencion-rosacea

Cuidado con la exposición al sol

En primer lugar, debemos tener en cuenta que el calor y la exposición al sol tienden a empeorar la rosácea. Por ello, es fundamental tomar el sol antes de las 11 horas y después de las 16 horas, ya que entre estas horas estar expuesto al sol es muchísimo más peligroso para nuestra piel y agravaría el problema.

Igualmente, es fundamental utilizar una crema de índice elevado, que por un lado proteja adecuadamente la piel y por el otro nos ayude a evitar las peligrosísimas quemaduras provocadas por la exposición al sol. Es adecuado limitar las exposiciones solares.

Igualmente precaución con el frío

Como indicábamos en una ocasión anterior, el clima tiende a mejorar o a empeorar la rosácea. Y mientras que la exposición al sol tiende a empeorarla si no se siguen algunos consejos básicos, el frío igualmente es un enemigo a tener en cuenta, sobre todo cuando hace mucho frío.

En estos casos es adecuado utilizar una prenda caliente que nos ayude a proteger nuestro rostro del frío.

Precaución con algunas comidas y bebidas

¿Sabías que determinados alimentos y bebidas tienden a contribuir a la dilatación de los vasos sanguíneos? De hecho pueden influir en la aparición de la rosácea. Es el caso de las bebidas alcohólicas, las bebidas calientes o muy calientes, el café y las especias.

cafe-rosacea

Otros consejos útiles a tener en cuenta

Además de los consejos preventivos que te hemos indicado en el apartado anterior, también es útil seguir otras pautas que serán de gran utilidad. Son los que te comentamos en las siguientes líneas:

  • Utilizar siempre agua tibia para lavarte la piel del rostro, evitando el agua caliente.
  • Evita productos para limpiarte la piel del rostro a base de ácido o de alcohol.
  • Es desaconsejable utilizar las saunas y los baños calientes, sobre todo si son prolongados.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest