plantas-medicinales-beneficios Las plantas medicinales son uno de los remedios totalmente caseros y naturales que más beneficios y propiedades aporta al organismo, principalmente para el tratamiento y alivio de diferentes enfermedades, trastornos o molestias.

No en vano, conocida es –por ejemplo- la denominada como botica de la Abuela, principalmente porque desde muy antiguo el gran acerbo cultural y conocimiento popular en lo que al uso de plantas medicinales se refiere, es ciertamente amplio y conocido.

Por ello, resulta útil saber cuáles son los más importantes beneficios de plantas medicinales, así como sus propiedades igualmente destacadas.

Beneficios y propiedades de las plantas medicinales

  • Antiinflamatorias
    Ayudan a aliviar tanto las inflamaciones internas (que son las que padecen diversos órganos, como el hígado o los riñones), y externas (cuando afectan a la piel o a la musculación). Este beneficio pasa porque alivian la dolencia a la vez que eliminan su origen.
  • Antitérmicas
    Ayudan a bajar la temperatura, motivo por el cual resultan interesantes para aquellas enfermedades que provoquen fiebre, una reacción positiva que de hecho contribuye a la defensa del organismo ante procesos infecciosos.
  • Astringentes
    Producen una contracción de los tejidos orgánicos a la vez que ejercen una acción tónica excitante de las propiedades vitales. Son útiles, por ejemplo, a la hora de combatir la diarrea.
  • Carminativas
    Ayudan a facilitar la expulsión de los gases y las flatulencias, que principalmente se producen como consecuencia de una mala digestión (o una digestión pesada).
  • Diuréticas
    Aumentan las secreciones de orina, ayudando a eliminar toxinas, e ideales contra la retención de líquidos. Por este motivo, no pueden faltar en casos de creatinina alta, o en dietas de adelgazamiento.
  • Sudoríficas
    Tienen casi la misma función que las diuréticas, con la diferencia que éstas provocan un aumento del sudor.
  • Estimulantes
    Ayudan a combatir los efectos de la fatiga, mejorando siempre de forma puntual nuestro estado general.
  • Expectorantes
    Ayudan a facilitar, como su propio nombre indica, las expectoraciones, por lo que son ideales a la hora de eliminar las mucosidades bronquiales como consecuencia de un proceso infeccioso que se desarrolle en el aparato respiratorio.
  • Tranquilizantes
    Son ideales a la hora de relajar y tranquilizar el organismo y la mente, ayudando a relajar el sistema nervioso cuando éste se encuentra alterado debido a una excitación.
  • Laxantes
    Favorecen la evacuación de los intestinos, siendo ideales, por ejemplo, en casos de estreñimiento.

Comenta en Natursan