cosmo

Si tienes picor de garganta te descubrimos algunos consejos naturales muy útiles para aliviarlo, de forma eficaz y rápida.

Es bastante probable que en algún momento de tu vida hayas sentido picor de garganta, ese síntoma tan molesto que, en definitiva, tiende a convertirse en una de las primeras señales que indican la existencia de una irritación de garganta. No obstante, es cierto que el picor en la garganta puede aparecer por cualquier otra causa, y no precisamente ser un indicativo de que existe una irritación o incluso faringitis (que consiste en la inflamación de la faringe). Entre las causas que pueden ocasionar la aparición del molesto picor de garganta podemos encontrarnos: hablar mucho, sequedad en el ambiente como consecuencia de la calefacción o del aire acondicionado, alguna bebida o alimento que cause irritación, así como faringitis, laringitis y amigdalitis.

No hay duda que todos hemos sufrido en algún momento de molestias en la garganta, las cuales aparecen y se sienten sobre todo cuando tragamos o incluso cuando hablamos. Es cierto que cuando existe picor de garganta puede o no presentarse dolor, lo que dependerá directamente de la causa que haya ocasionado dicho picor. En estos casos, el dolor sí aparece cuando existe una inflamación de las diferentes estructuras y tejidos que forman la garganta.

Picor de garganta

Independientemente de la causa que ocasione la aparición del picor de garganta, sin duda alguna cuando en definitiva aparece se convierte en un molesto compañero, sobre todo si estamos hablando en público o si estamos manteniendo una conversación con otra persona. Incluso, cómo no, puede resultar igual de molesto aunque no estemos hablando con nadie y nos encontremos solos. Por suerte, para esos momentos en los que parece que tenemos hormigas que no hacen más que caminar y caminar por nuestra garganta, te proponemos algunos consejos útiles que ayudan a aliviarlo naturalmente, de forma fácil y sencilla.

Consejos naturales para aliviar el picor de garganta

1. Ajo y cebolla

Tanto el ajo como la cebolla son dos alimentos que no podrían faltar dentro de una alimentación variada, sana y equilibrada, especialmente durante los meses más fríos del año, gracias a que son unos excelentes antisépticos y expectorantes.

De hecho, se pueden convertir en dos ingredientes indispensables a la hora de elaborar la deliciosa sopa de pollo para la gripe, que contiene alimentos con acción antigripal y protectora frente al resfriado común, al ser capaz de controlar la actividad de los neutrófilos y actuar como antiinflamatorios.

Ajo y cebolla

En el caso particular tanto del ajo como de la cebolla, lo ideal es comerlos crudos, aunque es cierto que su sabor y su olor pueden no gustarnos tanto. De esta forma nos aseguramos que aportamos a nuestro organismo todos sus nutrientes esenciales, y no pierden cualidades en cuanto a sus virtudes antisépticas y expectorantes. No obstante, también es posible incluirlos en sopas y ensaladas.

2. Regaliz

Aunque no lo creas, el regaliz es especialmente adecuado en caso de picor de garganta, dado que ayuda a la hora de aliviar la sequedad tanto bucal como de garganta, al actuar como hidratante. Además, ejerce una interesante acción tanto suavizante como bacteriana, así como antiinflamatoria.

regaliz

Existen diferentes formas de disfrutar de estas cualidades medicinales y terapéuticas. La más sencilla es optar por comprimidos, cápsulas o en forma de extracto (diluyendo 10 gotas en un vaso de agua tibia y hacer gárgaras). También puedes elaborar una infusión, o incluso mascar directamente la raíz seca de esta planta.

3. Gárgaras de agua tibia y sal

¿Sabías que las gárgaras de agua y sal son ideales para el dolor de garganta? También resultan particularmente interesantes en caso de picor de garganta, en especial si las gárgaras se realizan con agua tibia, la cual ayuda a hidratar y calmar las molestias.

Gargaras de agua y sal

Para elaborarlas solo necesitas un vaso de agua tibia y una o dos cucharadas de sal. Una vez listo, debes sorber un poco del agua y realizar gargarismos durante 15 a 20 segundos, para finalmente retirar el agua.

4. Miel y limón

Junto con el ajo y la cebolla, probablemente el limón y la miel son otros dos ingredientes que no pueden faltar cuando existe algún resfriado, una gripe o malestar de garganta. De hecho, es uno de los remedios tradicionales más populares que existen contra las molestias y el picor de garganta.

Miel y limon

Para elaborar este remedio natural exprime un limón y reserva su jugo. Calienta un poco y añade una cucharadita de miel, mezclando bien con ayuda de una cuchara de madera.

Además de estos consejos naturales, si también deseas aumentar tus defensas y cuidar tu salud, te recomendamos tomar cada día agua tibia con limón en ayunas, todas las mañanas.

Imágenes | emily mucha / Erich Ferdinand / petur r / Sarah Cartwright / CoCreatr

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest