cosmo

El perejil es una hierba aromática con increíbles beneficios nutricionales y muchas propiedades medicinales y curativas. Pero también con algunas contraindicaciones, en cuyo caso su consumo no estaría recomendado.

El perejil es una planta herbácea perteneciente a la familia Apiaceae, la cual es conocida científicamente con el nombre de Petroselinum crispum. La encontramos fácilmente en muchos huertos y jardines, e incluso en los márgenes de muros y caminos, y como de buen seguro sabrás, destaca por ser el ingrediente principal en muchas partes del mundo, por sus cualidades aromáticas, de ahí que sea muy usada como condimento. ¿Sabías que su cultivo se conoce desde hace más de 300 años?. Como manifiestan muchos historiadores, ya el uso medicinal del perejil se remonta –al menos que se tenga constancia- al tiempo de Carlomagno, cuando en la orden Capitulare de villis vel curtis imperii reclamaba el cultivo de una serie de hierbas incluyendo la conocida como “petrosilinum”.

Desde entonces, el perejil se ha venido cultivando para su uso medicinal (por sus distintas cualidades curativas, preventivas y terapéuticas reconocidas científicamente), así como para su uso gastronómico en la cocina de muchas casas del mundo, gracias a su increíble poder aromático, tan delicado como maravilloso.

Perejil

Beneficios nutricionales del perejil

El perejil es un alimento natural que destaca por su gran riqueza nutricional. De hecho, cuando se consume crudo, aporta interesantes cantidades tanto de vitaminas como de minerales. Entre sus vitaminas, nos encontramos con la vitamina A, vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, B5, B6 y B9 o ácido fólico y K), y las vitaminas C y D. También aporta minerales, entre los que nos encontramos con el potasio, calcio, zinc, fósforo, hierro y magnesio.

En lo que se refiere a su contenido en nutrientes esenciales, destaca especialmente la presencia de vitamina C y vitamina A. No en vano, 100 gramos de perejil aportan 133 mg. de vitamina C y 421 ug. de vitamina A. También destaca por su bajo contenido tanto en calorías como por tanto en grasas, ya que 100 gramos de perejil aportan 1 gramo de grasa y apenas 36 calorías.

Podemos resumir su contenido nutricional en el siguiente apartado (por cada 100 gramos de perejil):

  • Calorías: 36
  • Hidratos de carbono: 6.4 gr.
  • Proteínas: 3.0 gr.
  • Grasas: 1 gr.
  • Fibra: 3 gr.
  • Vitaminas: A (421 ug), B1 (0.1 mg), B2 (0.2 mg), B3 (1.3 mg), B5 (0.4 mg), B6 (0.2 mg), B9 (153 ug), C (133 mg) y K (1640 ug).
  • Minerales: potasio (555 mg), calcio (138 mg), fósforo (58 mg), magnesio (50 mg), hierro (6.3 mg) y zinc (1.1 mg).

Beneficios del perejil

Propiedades del perejil más importantes

1. Bueno para la digestión y para el tránsito intestinal

El perejil es considerado como una planta digestiva, que ayuda a la hora de hacer mejor la digestión, previniendo o aliviando los espasmos intestinales y los síntomas tan molestos causados por las digestiones lentas.

Además de estas cualidades digestivas, por su contenido en fibra se convierte en una opción natural interesante a la hora de regularizar el tránsito intestinal.

Para disfrutar de estos beneficios se recomienda tomar una taza de infusión de perejil antes de las 3 comidas principales.

2. Ayuda a reforzar el sistema inmunológico

Si buscas reforzar el sistema inmunológico y aumentar las defensas de forma completamente natural, no hay duda que encontrarás en el perejil a un gran aliado. Y es que el perejil es muy rico en vitamina C, un nutriente esencial con reconocida acción sobre nuestro sistema inmune.

Por otra parte, por su contenido en esta vitamina también es ideal aumentar su consumo en épocas como el otoño o el invierno, por ejemplo con la preparación de caldos y sopas, gracias a sus cualidades frente a la gripe y los resfriados (que si bien es cierto que no nos ayuda a evitarlos, sí es útil para aliviar sus síntomas y acortar su duración).

3. Bueno para los riñones

El perejil es ideal para limpiar los riñones, de manera que nos encontramos ante un excelente alimento para depurar los riñones de forma completamente natural. El motivo es que sus propiedades diuréticas favorecen que el perejil estimule la función renal, de forma que ayudamos a que nuestros riñones realicen mejor sus funciones de depuración y desintoxicación del organismo.

También ayuda en caso de hipertensión arterial, al ayudar a regular los niveles altos de presión arterial.

Aunque el perejil sea bueno para los riñones no se aconseja su consumo en caso de piedras del riñón o en personas con tendencia a cálculos renales, ya que contiene gran cantidad de ácido oxálico (un componente implicado en su formación). Tampoco en caso de insuficiencia renal.

4. Adecuado en caso de anemia, fatiga y cansancio

Aunque esta cualidad no es del todo conocida, ¿sabías que el perejil es ideal para personas con anemia, fatiga y cansancio físico? La respuesta a este beneficio lo encontramos en su riqueza en minerales, al aportar interesantes cantidades de hierro, fósforo y calcio.

Propiedades del perejil

Contraindicaciones del perejil, ¿quiénes no pueden consumirlo?

El consumo de perejil no está aconsejado en caso de:

  • Piedras en el riñón o tendencia a formar cálculos renales.
  • Insuficiencia renal.
  • Embarazo: puede estimular el útero.

El consumo de aceite de perejil no se recomienda en caso de:

  • Niños.
  • Personas con estómago delicado, úlceras duodenales o gastritis.

Imágenes | Kelley Boone / Kim Ahlström / Alice Henneman

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest