cosmo

Si existe un postre ideal para el otoño ese es el pastel de castañas, único para las tardes otoñales más frías. ¿Cómo hacerlo en casa? Te explicamos los ingredientes y pasos necesarios.

Si te preguntara por un alimento tremendamente característico del otoño, que podemos coger nosotros mismos cuando paseamos por el campo y que son deliciosas cuando las hacemos asadas al fuego, es bastante probable que las castañas sean las primeras que te vengan a la cabeza. Y, efectivamente, nos encontramos ante un delicioso alimento seña de identidad de los meses otoñales, aunque también es muy común que en muchos hogares lo asocien no solo con el otoño sino también con la Navidad.

Como de buen seguro sabrás, la castaña consiste en el fruto que se obtiene del castaño común. Durante meses se desarrolla en el interior de una especie de cúpula de color verde muy característica al encontrarse recubierta de unas espigas largas que pueden llegar a pinchar cuando las tocamos con los dedos, motivo por el cual debemos tener cuidado al momento de tratar de recoger las castañas de su interior. En este sentido, lo más sencillo es hacernos con un palo de madera para retirar las castañas del interior de la cúpula o ayudarnos de nuestros pies, pisándolas con cuidado.

Cómo hacer un delicioso pastel de castañas

Desde un punto de vista nutricional las castañas destacan por su gran riqueza nutritiva, muy apropiadas durante esta época del año en la que es tan habitual que aparezcan los síntomas de la conocida como astenia otoñal, al aportarnos excelentes cantidades de vitaminas del grupo B y minerales como el fósforo, magnesio y hierro.

Destaca por ser un alimento tremendamente versátil, lo que significa que pueden ser comidas solas (ya sea crudas o asadas al fuego), o incluirlas en una amplísima diversidad de recetas, no solo dulces sino también saladas. Y con ellas podemos elaborar una bebida que se convierte en una maravillosa alternativa a la leche de origen animal durante estos meses: la deliciosa leche de castañas.

En esta ocasión queremos aprender a elaborar un delicioso postre ideal para las frías tardes de otoño, que podemos tomar caliente acompañado de una taza de té o de café: un exquisito pastel de castañas, que podemos elaborar con las castañas que hayamos cogido del campo en compañía de familiares o amigos. ¿Te animas? Es muy fácil.

Receta de pastel de castañas

Ingredientes que necesitas:

  • 1 kg. de castañas
  • 4 yemas de huevo + 2 claras
  • 70 gr. de mantequilla
  • 1/4 kg. de azúcar
  • 60 gr. de almendras picadas

Preparación del pastel de castañas:

Pela las castañas con cuidado, pon agua en un cazo grande hasta recubrirlas y cuécelas en agua hirviendo durante algunos minutos, hasta que estén tiernas y la piel se retire con facilidad. Una vez estén cocidas pásalas por el pasapurés. Reserva la masa de castañas.

Mientras tanto ablanda un poco la mantequilla para que luego puedas batirla bien, ya sea dejándola durante algunas horas a temperatura ambiente o calentándola unos segundos al microondas. Luego córtala en trozos.

Pon los trozos de mantequilla ablandada en un cuenco amplio y bátela bien con el azúcar. Añade cuatro yemas de huevo y el puré de castañas, volviendo a mezclar bien de nuevo.

Monta cuatro claras de huevo a punto de nieve, y cuando estén listas añádelas a la mezcla anterior de castañas.

Engrasa un molde para pastel con un poco de mantequilla. Pon la mezcla en el molde e introduce en el horno a fuego moderado durante tres cuartos de hora aproximadamente. Una vez listo, desmolda del molde cuando esté frío.

pastel-castanas

Para terminar, bate dos claras de huevo más a punto de nieve con un poco de azúcar, y decora por encima con ayuda de una manga pastelera. ¡Listo!. Si lo deseas puedes acompañar por encima de unos cuantos piñones.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest