cosmo

¿Quieres aprender a hacer pastas de mantequilla inglesas originales? Desde Inglaterra y Escocia te traemos esta receta tradicional para que hagas en casa unas deliciosas pastitas.

Cuando llega el otoño y comienza a hacer más frío es común que en muchas casas de Inglaterra y de Escocia se elaboren unas deliciosas galletas de mantequilla, conocidas en estos dos países popularmente con el nombre de shortbread, y que tradicionalmente se comen acompañadas de una taza de té bien caliente. Aunque es cierto que las shortbread clásicas (las que se elaboran en Escocia) consisten en realidad en unas galletas con forma alargada, hoy día es muy común darles distintas formas: redondas (rounds), rectangulares (fingers) y las triangulares (petticoat tails).

No hay duda que es la mejor forma de mitigar el frío, merendar, y llenar de un delicado olor suave las estancias de muchos hogares. Y, hoy día, es común acompañarlas con algún whisky escocés o un vaso de vino especiado.

Cómo hacer unas pastas inglesas auténticas

En cualquier caso, ¿sabías que la receta tradicional de las populares pastitas de mantequilla inglesas se remonta al siglo XII? De hecho eran consideradas como un auténtico lujo reservado únicamente a festividades propias como la Navidad o el fin de año escocés (Hogmanay).

En la actualidad es posible encontrarnos con recetas muy variadas, aunque la receta tradicional consiste únicamente en 3 ingredientes básicos: harina, mantequilla y azúcar. Además, destacan por ser tremendamente fáciles de hacer y muy sencillas. Tanto que en apenas unos minutos las tendrás listas para disfrutar. ¿Te animas?.

Receta de pastas de mantequilla inglesas

Ingredientes que necesitas:

  • 300 gr. de harina
  • 200 gr. de mantequilla
  • 1 huevo
  • 150 gr. de azúcar glas

Preparación de las pastas de mantequilla inglesas:

En un cuenco amplio mezcla la harina con el azúcar glas. Corta la mantequilla ablandada en varios trozos. Luego, en el centro de la mezcla de harina y azúcar haz un hueco y pon la mantequilla cortada en trozos. Amasa bien la mezcla hasta que la harina se haya adherido bien.

Con ayuda de un rodillo adelgaza la masa de galleta dejando aproximadamente medio centímetro de grosor. Ahora con un molde recorta las pastitas. Con los trozos sobrantes vuelve a acoplar la masa otra vez y a adelgazarlas de nuevo con ayuda del rodillo, repitiendo el proceso hasta que termines con toda la masa.

pastas-mantequilla

Bate un huevo y con ayuda de una brocha de cocina unta las pastitas por encima con el huevo batido.

Con las púas de un tenedor traza unas ligeras rayas en las pastitas, e introdúcelas en el horno a fuego fuerte durante unos minutos, hasta que observes que se han dorado un poquito. Luego retíralas del horno y sírvelas frías. Si lo deseas puedes añadir un poco de azúcar por encima.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest