cosmo

Las especias son condimentos aromáticos deliciosos para tus platos. Pero ¿sabes para qué son buenas y por qué te ayudan a cuidar y mejorar tu salud?

Si cocinas habitualmente es bastante probable que las utilices cada día en tus platos, ya que sirven sin duda alguna como ingredientes casi imprescindibles a la hora de realzar los sabores de una grandísima diversidad de comidas, al ser útiles para condimentar. Evidentemente, te estamos hablando de las especias.

Como de buen seguro sabrás, las especias son la parte vegetal de un determinado producto natural que posee propiedades aromatizantes o picantes. Este aroma o sabor es debido a los distintos aceites esenciales que contienen, los cuales fueron desarrollados por la propia planta como medio defensivo con el objetivo de combatir el ataque de los herbívoros.

Para que son buenas las especias

Aunque las especias se utilizan sobretodo en la cocina, con el fin de aromatizar platos o aportarles incluso un sabor picante, lo cierto es que desde muy antiguo ya nuestros antepasados las utilizaban desde un punto de vista de la medicina más natural, por sus diferentes cualidades, propiedades y beneficios. Y es que dependiendo de la especia que se vaya a utilizar varían sus virtudes, de manera que mientras que –por ejemplo- el pimiento es bueno para prevenir la trombosis, el ajo previene el desarrollo bacteriano.

Para disminuir la coagulabilidad de la sangre

Determinadas especias ayudan positivamente a la hora de disminuir la coagulabilidad de la sangre, de manera que las podríamos considerar como alimentos preventivos de enfermedades y trastornos que aparecen por problemas en la coagulación de la sangre.

En este sentido especias como el pimiento o los chiles son ideales para prevenir la trombosis y el infarto de miocardio.

Para reducir el colesterol

Niveles de colesterol alto suponen un riesgo para la salud del corazón, y en definitiva para la salud en general, ya que aumentan el riesgo de sufrir algún accidente cardiovascular.

Un consumo habitual de especias ayuda positivamente a la hora de reducir la acumulación de grasa en las arterias, como por ejemplo es el caso de la pimienta y la cúrcuma.

Para disminuir los gases y prevenir la indigestión

Muchas especias cuentan además con interesantes beneficios digestivos, resultando además particularmente interesantes a la hora de reducir el meteorismo que provienen de fermentaciones intestinales.

Destacan sobretodo especias como la mejorana, el tomillo, comino, basílico y orégano.

Por otro lado, también ayudan a mejorar la digestión y la absorción de las grasas. Es el caso del curry y de la menta, las cuales favorecen la secreción de la bilis. Lo mismo ocurre con la mostaza, cayena, ajo y guindilla, gracias a la presencia de la capsicina, que hace que el corazón expulse una mayor cantidad de sangre en cada contracción, de manera que favorece un mayor riego sanguíneo de los tejidos del organismo.

Para eliminar toxinas y evitar la retención de líquidos

Determinadas especias son útiles para depurar nuestro organismo, ayudándonos de manera natural a la hora de eliminar toxinas y, por tanto, evitar asimismo la retención de líquidos.

Es el caso del laurel, el perejil, el ajo y el romero.

Imagen | Clyde Robinson

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest