cosmo

El pan de higos es un postre tradicional muy nutritivo y fácil de hacer. Te descubrimos su receta para elaborarlo fácilmente en casa y disfrutarlo en otoño e invierno.

Los higos destacan por ser una de las frutas más características del otoño. Podemos consumirlos desde finales de septiembre y comienzos del otoño, y nos aportan los nutrientes esenciales que nuestro organismo necesita tanto para el cambio de estación como para la llegada de una época mucho más fría en la que nuestras defensas comienzan a resentirse y a debilitarse. Los encontramos en las higueras, y sabemos cuándo es el mejor momento para su consumo cuando presentan un sabor morado o violeta.

Sobre su aporte nutricional, los higos aportan una buena cantidad de vitaminas y minerales, entre las que podemos mencionar vitaminas del grupo B muy beneficiosas para la salud de nuestro sistema nervioso. También es una fruta muy rica en azúcares, de ahí que sea un alimento ideal para esta época del año porque nos aporta la energía que necesitamos cuando tendemos a sentirnos muy débiles o sin fuerzas. De hecho, es común que en otoño –como en primavera- surja la conocida como astenia o depresión otoñal, que aparece con síntomas tales como poca vitalidad, cansancio y debilidad.

Receta de pan de higos

Pueden ser consumidos solos o acompañados con otros alimentos, ya sea en forma de postre o como receta para comer en el almuerzo. Un ejemplo es el delicioso yogur con higos y miel, ideales para mejorar el tránsito intestinal y como prevención del estreñimiento. Aunque en este sentido también podemos elaborar una receta popular a base de higos con leche.

Pero si existe una receta tradicional que se elabora con higos desde hace muchos años ese es el pan de higos. Consiste en un plato típico de Málaga, que se elabora tradicionalmente con higos secos, algunos frutos secos y especias. Como ves, aunque sea popularmente conocido con el nombre de “pan” en realidad no se elabora con harina ni trigo, consistiendo en una base de higos secos con los que se forma una pasta densa y compacta.

Aunque se trate de una receta tradicional navideña lo cierto es que puede ser elaborado todo el año. De hecho, tanto en Málaga como en otros lugares de España (como es el caso de las Islas Canarias) es posible encontrarlo en muchas tiendas sin ser Navidad.

pan-higos

Receta de pan de higos tradicional

Ingredientes que necesitas:

  • 1 kg. de higos secos
  • 250 gr. de almendras tostadas
  • 1 puñado de nueces
  • 1 manojo de hinojo
  • 2 cucharadas de ajonjolí tostado
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 1 pizca de la cucharadita de clavo molido
  • 1 litro de agua

Preparación del pan de higos:

En primer lugar retira el rabito de los higos secos. Trocéalos bien. Pon 1 litro de agua en una cacerola. Trocea el hinojo y ponlo a hervir junto con el agua. Cuando el agua hierva durante 10 minutos cuela el hinojo con cuidado de no quemarte.

Pon ahora el agua hervida colada en una cacerola algo más grande y agrega la suficiente y necesaria para escaldar los higos. Debemos volver a hervir el agua. Cuando alcance este estado de nuevo incorpora los higos troceados y deja que hierva durante 4 minutos. Luego retira los higos con ayuda de una escurridera o un colador.

Descubre Cómo secar higos en casa.

Mientras tanto, parte las almendras y las nueces, escáldalas un poco en agua, pela las almendras y tuéstalas en la bandeja del horno durante 3 o 4 minutos, removiendo de vez en cuando con una cuchara de madera para evitar que se quemen. Retira los frutos secos tostados y tuesta un poco de ajonjolí en una sartén. Ahora muele las almendras y nueces tostadas.

Pon los higos escurridos en la cacerola, sin fuego, y añade los frutos secos tostados, el ajonjolí tostado, el clavo y la canela en las cantidades indicadas. Remueve todo muy bien.

Ahora prepara un molde o aro con forma redonda, si lo deseas puedes utilizar un molde redondo de pequeño tamaño desmontable. Utiliza film de cocina para evitar que se pegue, y añade la pasta de higos poco a poco apretando con una cuchara para que se compacte. Cuando alcance 3 o 4 centímetros de grosor cierra el film y apriétalo con la base del molde para que quede plano. Puedes preparar varios moldes de esta forma.

Luego retira el film, ponlos sobre una bandeja forrada de papel de aluminio, tápalos con una gasa y pon algo de peso encima. Déjalos durante 1 día en un sitio para que se aireen.

Al día siguiente retira el peso con cuidado y deja la pasta tapada con una gasa durante 2 días más para que continúe secándose. Pasados 2 días la pasta estará lista para comer.

Imagen | Dominik (Flickr)

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest