obesidad-exogena Cada vez es mayor la preocupación que muchísimas autoridades sanitarias públicas tienen a razón del aumento que, tanto el sobrepeso como la obesidad, está teniendo en personas jóvenes, e incluso en niños de muy corta edad.

En este sentido, preocupa mucho –por ejemplo- tanto la denominada como obesidad en adolescentes, como la propia obesidad infantil en sí.

En cualquier caso, es preciso ahondar un poco más y conocer que, dependiendo del origen de la obesidad, ésta puede ser clasificada como obesidad exógena o endógena.

Obesidad exógena

La denominada como obesidad exógena viene a ser la más común a día de hoy, y es la que aparece debido principalmente a un exceso en el consumo de alimentos o a determinados hábitos alimentarios, y no tiene relación con otro tipo de enfermedades.

De hecho, algunos especialistas estiman que constituye entre el 90 y el 95% de todos los casos de obesidad existentes actualmente.

Esto se traduce en que la mayoría de las personas que padecen obesidad, no la padecen propiamente por una causa genética o por motivos patológicos, ya que principalmente se debe por un régimen alimenticio inadecuado y la poca o falta actividad física.

Tal y como manifiestan muchos nutricionistas, en los últimos años el estilo de vida de las personas ha cambiado considerablemente. De forma que, hoy, es normal que nos quedemos en casa viendo la televisión, leyendo o jugando al ordenador, dejando a un lado la práctica de ejercicio físico.

Generalmente estos hábitos vienen acompañados del consumo de alimentos poco saludables para el organismo, como es el caso de aperitivos salados, bollería industrial o refrescos azucarados.

Tu publicidad aquí

Comenta en Natursan