cosmo

La muñeca abierta, o esguince de muñeca, es un trastorno muy común que se siente como dolor, molestias e inflamación al mover la mano. Descubre sus síntomas, causas y los tratamientos médicos útiles para su solución.

Seguramente que en algún momento has sufrido lo que popularmente se conoce como muñeca abierta. Su nombre médico real es esguince de muñeca, y habitualmente se siente como una molestia o dolor que puede ser intenso, el cual aparece sobre todo cuando realizamos algún tipo de movimiento con la muñeca.  Lo cierto es que nos encontramos ante una molestia o dolor muy común, que puede llegar a sufrir cualquier persona, aunque con mayor incidencia en aquellos que levantan pesas o que son atletas en general.

El esguince de muñeca se produce como consecuencia de un desgarro o estiramiento excesivo de los ligamentos que sostienen la articulación. Los ligamentos consisten en bandas fibrosas que otorgan estabilidad a una articulación, los cuales se componen de tejidos fibrosos cuya principal función es la de unir estructuras anatómicas.

Muñeca abierta

¿Cuáles son las causas de la muñeca abierta?

Entre las causas más comunes podemos mencionar sobre todo dos muy habituales: las caídas y los traumatismos. La primera de ellas es una de las más comunes, ya que cuando nos caemos tendemos a extender de forma automática nuestras manos con el fin de amortiguar el golpe. Precisamente por ello, al ejercer la presión sobre las manos (sobre todo sobre la muñeca), podemos desgarrar los ligamentos.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los síntomas de tener la muñeca abierta son bastante claros, dado que se trata de una lesión bastante sencilla de ser diagnosticada.

Habitualmente se siente dolor en la muñeca que puede irradiarse hasta la mano, acompañada de sensibilidad en la zona lesionada e inflamación. Este dolor se siente especialmente cuando realizamos movimientos con la muñeca. Precisamente por ese dolor o molestia puede sentirse entumecimiento y limitación de la movilidad, así como calor en la articulación.

Tratamiento de la muñeca abierta

El primer tratamiento que se puede practicar al momento de abrirse la muñeca y de sufrir el esguince es la aplicación de hielo en la lesión, a las horas siguientes después de que ésta se haya producido.

También es importante inmovilizar la muñeca y evitar moverla para no sentir dolor. Para evitar posibles edemas, es asimismo aconsejable colocar el brazo en alto y mover los dedos.

La muñeca abierta o esguince de muñeca

Los masajes terapéuticos son también muy útiles y recomendados, sobre todo los realizados en forma transversa y oblicua con ayuda de los dedos pulgares, aplicándolo en la región dorsal y palmar del carpo durante 15 a 20 minutos cada dos días.

Un ejercicio que ayuda mucho y que puedes hacer fácilmente en casa es situarte sentado, con el antebrazo apoyado sobre una mesa a la vez que dejas la mano fuera, como colgando. Lleva la mano hacia arriba sin tocarla con la otra, lentamente todo lo que puedas, manteniendo esta posición 10 segundos, para luego volver a la posición inicial. Luego lleva la mano hacia abajo lentamente intentando tocar el borde de la mesa. Mantén 10 segundos y vuelve a la posición inicial.

Cuando trascurren los días y no sientes alivio ni mejora es aconsejable acudir a un fisioterapeuta, el cual te ayudará a recuperar la movilidad de la muñeca a la vez que aliviará el dolor con la aplicación de masajes.

Imágenes | Erin Stoodley / star athena

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest