cosmo

Con miel de abejas, copos de avena y jugo de limón podemos elaborar una mascarilla facial con increíbles beneficios para suavizar la piel y cuidarla naturalmente. Descubre cómo.

En lo que al cuidado de la piel se refiere, es cierto que en casa podemos elaborar todo un conjunto de remedios y recetas en cuya preparación únicamente utilicemos ingredientes cien por cien naturales, los cuales nos aportan distintos beneficios y propiedades sumamente interesantes para la limpieza, hidratación y cuidado natural de la piel. Solo necesitamos los ingredientes naturales adecuados y los pasos a seguir para su elaboración. De hecho, en su gran mayoría destacan por ser recetas o remedios muy fáciles de hacer.

Por ejemplo, podemos elaborar una mascarilla de miel la cual es muy útil para exfoliar la piel de forma total y completamente natural, mientras que la manzanilla resulta sobre todo adecuada para aliviar las quemaduras solares y refrescar la piel. Por otro lado, la avena también se puede convertir en un ingrediente destacado interesante en el cuidado de la piel, gracias en especial a sus cualidades como suavizante natural.

Miel, avena y limón

Cómo hacer un remedio de miel, copos de avena y jugo de limón para la piel

Mientras que la miel y los copos de avena son muy interesantes y adecuados a la hora de suavizar la piel y aportar vitaminas, minerales y antioxidantes, el limón actúa como un maravilloso exfoliante natural. Por tanto, podemos decir que son tres ingredientes ideales para combinar a la hora de cuidar la piel naturalmente.

Ingredientes que necesitas

Para elaborar este remedio necesitas: 3 cucharadas de miel de abeja pura, 2 cucharadas de copos de avena orgánica y 3 cucharadas de jugo de limón.

avena-limon-piel

Pasos para elaborar la receta de miel, avena y jugo de limón

En primer lugar pon la miel en un cuenco. Luego trata de triturar un poco los copos de avena hasta obtener una especie de polvito fino. Añade los copos de avena al cuenco de miel. Ahora parte un limón por la mitad y exprímelo para obtener su jugo. Incorpora el jugo de limón al cuenco y mezcla bien con ayuda de una cuchara de madera.

Cómo aplicar la mezcla de miel, avena y jugo de limón

Es muy sencillo. Con la piel del rostro previamente lavada solo tienes que aplicarte un poco de esta mezcla en la yema de los dedos, y a la vez aplicar sobre la piel con ayuda de suaves masajes circulares. Deja actuar entre 15 a 30 minutos, y finalmente enjuaga y lava bien con agua tibia.

Para terminar, aplícate un poco de crema hidratante.

Los beneficios de la miel, la avena y el jugo de limón en la piel

  • Miel: la miel es un alimento increíble, que aplicada sobre la piel aporta una buena cantidad de vitaminas, minerales y antioxidantes. Al igual que el jugo de limón, actúa como exfoliante, mientras que también es útil para nutrir y suavizar la piel.
  • Avena: la avena ayuda a aliviar la sequedad de la piel al mantener un adecuado equilibrio de humedad. También actúa como exfoliante suave.
  • Limón: el limón aplicado sobre la piel en forma de jugo ayuda a exfoliarla naturalmente, además de ser útil a la hora de aclarar las manchas.

Imágenes | various brennemans / pixelnaiad

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest