cosmo

En ocasiones es posible que la menopausia aparezca antes de tiempo, y que sus primeros síntomas comiencen antes de la edad habitual. ¿Cómo afrontarlos? Te lo explicamos.

La menopausia es una etapa que forma parte de la vida de la mujer y en la que su cuerpo atraviesa una serie de cambios asociados a la falta de la menstruación. Antes de entrar en esta etapa la mujer comienza a sentir una serie de síntomas que poco a poco le van indicando que la menopausia está cerca, por eso es conveniente conocer estos síntomas.

Los síntomas que preceden a la menopausia son una serie de síntomas que en la mayoría de las mujeres aparecen antes de llegar a la menopausia. A este período también se le conoce como premenopausia, suele comenzar a los 45 años y puede durar de dos a cinco años, dependiendo de cada organismo pues no todas las mujeres comienzan a esta edad, algunas mujeres sienten los primeros síntomas unos años más tarde.

Menopausia precoz

Como hemos dicho anteriormente son síntomas que se encuentran asociados a dos alteraciones diferentes. Una de las alteraciones se produce cuando los ovarios producen demasiados estrógenos y en estos casos los síntomas que aparecen son los siguientes: los pechos se hinchan, duelen, las reglas son más abundantes de lo normal y también se presentan con más frecuencia de lo normal.

La segunda de las alteraciones sucede cuando los ovarios producen pocos estrógenos por lo que podemos decir que se produce el efecto contrario, las reglas se retrasan y son escasas, con poco sangrado.

Durante esta etapa e indiferentemente que se dé un caso u otro se comienzan a aparecer y sufrir los primeros sofocos, sobre todo por las noches.

Además de los sofocos aparecen otros síntomas como, la sensación de estar hinchada, retención de líquidos, un ligero aumento de peso, principio de atrofia en los tejidos que se encuentran asociados con la función hormonal como los tejidos de la vagina, útero o los pechos.

En estos momentos las mujeres también se encuentran en riesgo de padecer otras complicaciones como, problemas de tiroides, diabetes, hipertensión, osteoporosis, artritis.

Como podemos comprobar después de la información facilitada, la menopausia no aparece de repente, por eso es imprescindible y aconsejable llevar una vida lo más saludable posible para atravesar esta etapa de la vida con el menor riesgo posible, así se podrán evitar estas enfermedades.

Consejos para afrontar en forma la menopausia precoz

No cabe duda que sí hemos llevado a cabo una vida sana y nos hemos cuidado, al entrar en esta etapa de la vida la mujer podrá afrontarla mejor, y en forma.

consejos-premenopausia

Por eso sí aún te quedan unos años para llegar a estos momentos no dudes en cuidarte y sigue estos consejos que a continuación facilitamos:

  • Cuídate a través de la alimentación, con una alimentación sana y equilibrada en la que la dieta sea baja en grasas, evitando el exceso de calorías así como evitar el consumo de azucares y de alimentos ricos en grasas saturadas.
  • Todas las vitaminas y los minerales son importantes, pero antes de llegar a esta etapa de la vida es aconsejable aumentar el consumo de ciertos minerales y vitaminas por lo que en la dieta no deberán faltar los alimentos ricos en calcio, hierro, en isoflavonas, además de ricos en vitamina del grupo B y D.
  • Mantente bien hidratada bebiendo entre un litro y medio o dos litros de agua al día.
  • Evita el sedentarismo ya que el sedentarismo nos predispone a sufrir enfermedades como, la diabetes, hipertensión, colesterol.
  • Haz ejercicio físico diario de forma moderada, adaptando el ejercicio a tus posibilidades y características, camina al menos una hora todos los días.
  • Además del ejercicio físico de forma moderada es aconsejable combinarlo también o buscar un hueco en la agenda para practicar alguna actividad que nos ayude a relajarnos como el yoga o el taichí.
  • Acudir a la revisión anual al ginecólogo, y sí es necesario cada vez que notes que algo no va bien.
  • Hacerse una mamografía una vez al año o ecografía de las mamas en caso de ser necesario.
  • Acude a tú médico de medicina general para realizarte un análisis una vez al año para asegurarte que todos los valores analizados estén bien, tiroides, colesterol, que no hay déficit de hierro, calcio, ácido fólico, vitaminas, así como el control de la tensión arterial.
  • Evita el abuso de las bebidas con cafeína, el alcohol y el tabaco.

yoga

Otro de los consejos que desde Natursan queremos dar a la mujer es que cuidándote podrás sin lugar a dudas gozar de mejor salud cuando estos momentos lleguen a tu vida, y sí estas cerca de estos momentos y ya comienzas a notar los primeros síntomas no dudes en acudir a tú ginecólogo para que te aconseje, para que sigas sus pautas y te prescriba el tratamiento adecuado para ti.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest