cosmo

Un reciente estudio constata la importancia de medir la circunferencia de la cintura para detectar riesgos cardiometabólicos.

Desde hace ya algunos años muchos nutricionistas, dietistas y expertos en salud coinciden en señalar que más que el IMC (Índice de Masa Corporal), en realidad existiría otro parámetro más útil para descubrir no solo si la persona padece sobrepeso u obesidad, sino si está en riesgo de padecer algún trastorno cardiometabólico: la medida de la cintura, relacionada en definitiva con la obesidad abdominal y sobre la que ya te hablábamos en nuestro artículo especial sobre  el perímetro cintura/cadera.

El perímetro de la cintura y cadera es un parámetro útil para conocer el volumen de grasa abdominal que pueda tener la persona, y se complementa casi a la perfección con los datos de peso que nos pueda indicar la clásica báscula de toda la vida. De hecho, no hay duda que este parámetro ha reemplazado al cálculo de IMC porque ha demostrado su eficacia con el paso de los años, puesto que un perímetro de cintura elevado puede ser indicativo de un aumento del riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares diversas.

Medir la circunferencia de la cintura para detectar riesgos cardiometabólicos

En este sentido, la revista científica Plos One ha publicado un reciente estudio liberado por el Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM), en colaboración con la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), en el que se concluye que incorporar la medida de la circunferencia de la cintura en la práctica médica habitual contribuiría a prevenir mejor los factores de riesgo más importantes relacionados con la obesidad abdominal.

Por tanto, destaca la importancia de medir con regularidad la circunferencia de la cintura tanto de los niños como de los adolescentes, al mejorar la detección de aquellos menores que estén expuestos a riesgos cardiometabólicos.

¿Cómo medir la circunferencia de la cintura?

Para realizar la medición solo necesitas hacerte con un metro nutricional (el de la costura, en caso de ser flexible, puede servirte), un papel y un bolígrafo. Se recomienda estar desnudo, de pie, mirándote al espejo y siempre realizarlo a la misma hora:

  1. Realiza la primera medición en tu cintura, localizando la parte inferior de las costillas (habitualmente suele estar a la altura del ombligo). Apunta la medida en el momento en que expulses el aire ligeramente.
  2. Localiza la parte superior de los huesos de la cadera de ambos lados, y mídete la cadera, expulsando igualmente el aire de forma ligera.

Una vez hayas realizado y apuntado las dos mediciones, divide el resultado de la cintura entre el resultado de la cadera: cintura/cadera. Finalmente, el número que te aparezca en la calculadora deberás tenerlo en cuenta para descubrir si tu perímetro es normal o si tu distribución de la grasa es mayor de la médicamente recomendada.

En el caso de las mujeres, la medida del perímetro de la cintura no debería exceder los 88 centímetros, mientras que en el caso de los hombres no debería superar los 100.

Más información | Canarias 7

Imagen | a.drian

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest