cosmo

La malanga es un tubérculo lleno de beneficios y propiedades, ideal dentro de una dieta equilibrada por su riqueza en nutrientes esenciales y sus cualidades curativas y preventivas. Te desvelamos las más importantes.

Con el nombre de Xanthosoma conocemos a un género de alrededor de 50 especies de distintas plantas tanto tropicales como subtropicales que pertenecen a su vez a la familia Araceae, nativas de América, y entre las que nos encontramos con la deliciosa malanga, una especie que los europeos encontraron cuando llegaron al sur del continente, y que finalmente llevaron a África desde donde luego se extendió su cultivo.

En aquellos momentos consistía en un tubérculo el cual era consumido por los aborígenes. Sin embargo, la malanga que comemos hoy día en día no es la misma, pudiendo distinguir entre tres variedades de malanga distintas: la blanca y la amarilla (ambas originarias de una especie perteneciente tanto a América del Sur como a áreas del Caribe), y la malanga isleña (especie asiática).

Beneficios de la malanga

No obstante, dependiendo del país en el que nos encontremos su nombre variará enormemente. Así, mientras que en Colombia, Puerto Rico, Cuba y España es conocida con el nombre popular de malanga, en Venezuela es conocida como ocumo, en Panamá como otoe y finalmente en la República Dominicana como yautía.

Sea como fuere, sobre sus distintos usos culinarios lo cierto es que puede comerse sola, cocinada hervida o frita con ajos, en sopas, purés o sancochos. Incluso puede ser utilizada para la elaboración de postres y buñuelos. Pero si hablamos de una receta popular y clásica de preparación de la malanga, consiste en su preparación sazonándola con ajo, perejil y frita en aceite caliente. Eso sí, debe comerse siempre cocinada ya que cruda puede ser tóxica.

Los beneficios de la malanga más importantes

La raíz de malanga se constituye como un maravilloso tubérculo lleno de beneficios y propiedades nutricionales, ideal para añadir dentro de una dieta variada y equilibrada como forma de complementar una alimentación mucho más completa y saludable.

Propiedades de la malanga

Increíble riqueza nutricional: alto contenido en vitaminas y minerales

Desde un punto de vista nutricional la malanga es muy rica en vitaminas y minerales, convirtiéndose así en una opción natural para aportar a nuestro organismo esos nutrientes esenciales que tanto necesitamos cada día:

  • Vitaminas: destaca sobre todo su contenido en vitamina C, vitaminas del grupo B (en especial la B6) y vitamina E.
  • Minerales: destacan su aporte en potasio, magnesio, fósforo y manganeso.

Muy rica en fibra

La malanga es un alimento sumamente rico en fibra dietética. De hecho, una ración de malanga aporta 7 gramos de fibra dietética (el 27% de la cantidad diaria recomendada).

Por tanto, se convierte en una opción natural excelente a la hora de regular el tránsito intestinal de forma totalmente natural al ayudar a acelerar el proceso y a hacerlo mucho más regular. Además, actúa como preventivo y tratamiento nutricional del estreñimiento.

Ayuda a disminuir el colesterol

Precisamente por su contenido –y aporte- en fibra dietética es una buena opción a la hora de disminuir los niveles elevados de grasas en la sangre, en particular los niveles de colesterol elevado.

propiedades-malanga

A esta cualidad se le une su bajo contenido en grasas, dado que una ración de raíz de malanga aporta solo 1 gramo de grasa, mientras que no aporta nada de colesterol.

Ideal para personas con hipertensión

Se podría decir que la malanga es un alimento ideal para cuidar nuestra salud cardiovascular, fundamentalmente porque además de ayudarnos a cuidar nuestro corazón al reducir los niveles altos de colesterol, también es interesante para personas con tensión arterial elevada.

De hecho, una ración de malanga solo aportan 20 miligramos de sodio, lo que supone apenas un 1% de la cantidad diaria de sodio recomendada.

Buena para tu sistema digestivo

Dado que la digestión de la malanga por parte de tu sistema digestivo requiere y necesita de una menor cantidad de ácidos estomacales (si lo comparamos con otros tubérculos), se convierte en un alimento beneficioso para tu sistema digestivo, porque ayuda a prevenir la enfermedad de reflujo gastroesofágico, disminuyendo la sensación de ardor que aparece tanto en el pecho como en la garganta.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest