cosmo

El mal olor vaginal puede resultar muy molesto e incómodo, sobre todo para la mujer que lo padece. Descubre cuáles son sus causas, su tratamiento y cómo aliviarlo.

No hay duda que muchas mujeres se enfrentan a un tema ciertamente incómodo cuando se enfrentan a él, más aún cuando lo hablan entre conocidas (por ejemplo familiares o amigas), o cuando se sienten en cierto sentido afectadas por ello. El mal olor vaginal puede resultar desagradable para muchas, sobre todo si no se conocen las causas que pueden provocar su aparición, más aún si tenemos en cuenta que en muchos casos lo más habitual es que se desatienda por vergüenza.

En primer lugar debemos tener en cuenta que la vagina siempre tiene olor, el cual es característico pero en absoluto tiende a ser desagradable. Más aún, dependiendo del momento del mes en el que la mujer se encuentre, el olor vaginal tiende a variar. Por ejemplo, puede tener un aroma parecido al olor que causa el ácido lácteo del yogur. Éste es un aroma o un olor completamente normal, y es debido a los distintos lactobacilos que protegen la flora bacteriana de las infecciones.

Mal olor vaginal

Eso sí, a lo largo del ciclo menstrual el olor vaginal tiende a ir cambiando, de forma que en ocasiones suele percibirse con una mayor intensidad. No obstante, cuando este aroma tiende a ser más fuerte es un indicativo de que algo no anda muy bien.

Causas del mal olor vaginal

Una vez tengamos en cuenta que es absolutamente normal que la vagina tenga un olor o aroma característico, cuando este olor cambia y se convierte en un aroma mucho más intenso puede indicar la existencia de algún problema. Por ello es completamente normal que cuando aparezca un olor ciertamente desagradable en la zona íntima lo más aconsejable sea acudir al ginecólogo.

En muchos casos la causa del mal olor vaginal la encontramos sobre todo en dos: mantener una incorrecta higiene íntima (por exceso o por defecto de limpieza), o bien por una infección, la cual es conocida médicamente con el nombre de vaginosis bacteriana y causa un cambio en la flora vaginal.

También existen otras causas relacionadas, como pueden ser: llevar ropa muy ajustada, prendas mojadas (algo muy común por ejemplo en verano), enfermedades de transmisión sexual como la tricomoniasis (causa irritación y un olor vaginal tanto intenso como desagradable), o el propio semen del hombre que puede llegar a alterar el pH íntimo.

Tratamiento del mal olor vaginal

La clave del tratamiento está en descubrir cuál es la causa que haya ocasionado la aparición del mal olor vaginal. Así, por ejemplo, si se trata de una infección el ginecólogo prescribirá antibióticos como el metronidazol, que tiende a ser efectivo y ayuda a que los síntomas desaparezcan después de los 7 días de tratamiento, siempre y cuando no exista ningún tipo de complicación.

En caso de que el mal olor sea debido a un exceso de limpieza o consecuentemente a un defecto de la misma, es importantísimo corregirlo para mantener una higiene íntima adecuada. El exceso de higiene es malo, dado que tiende a dejar desprotegida a la vagina frente a las bacterias. De hecho las duchas vaginales son innecesarias, dado que la vagina cuenta con su propio sistema higiénico. Siempre lo más aconsejable es utilizar un jabón íntimo específico para la zona íntima, y usar sólo agua.

En caso de que la causa sea debida a llevar ropas mojadas, como por ejemplo el bañador de la piscina, es importante siempre llevar una prenda que sirva de muda una vez te encuentres completamente seca.

Cómo aliviar el mal olor vaginal

Es importantísimo mantener una higiene íntima adecuada, utilizando siempre algún jabón especialmente diseñado para esta zona, de manera que se caracteriza por ser suave y ser específico para zonas sensibles. No es aconsejable el uso de jabones con muchos químicos, aromas o fragancias.

Por otra parte, no son recomendadas las duchas vaginales, dado que tienden a alterar todo el equilibrio de las distintas bacterias que viven en la vagina y que conforman la flora vaginal.

También existen algunos remedios naturales que pueden resultar de gran ayuda a la hora de aliviar el mal olor vaginal:

  • Supositorios de ajo: quizá te sorprenda, pero a pesar de ser un alimento con un gran aroma y un sabor intenso, destaca por sus cualidades antibióticas y bactericidas. Puedes hacer un supositorio vaginal envolviendo un diente de ajo en una gasa y atarle un hilo de tal manera que puedas retirarlo si problemas.
  • Yogur: consumir un yogur al día ayuda a disminuir los olores vaginales, sobre todo si es un yogur probiótico con lactobacilos. Por otra parte puedes sumergir una compresa en el yogur natural y aplicártelo suavemente rozando la vagina suavemente. Déjalo actuar por unos minutos, y luego lava con agua y seca bien. Puedes repetirlo tres o cuatro veces al día.
  • Vinagre de sidra de manzana: es un remedio útil en el tratamiento de las diferentes infecciones vaginales, al ayudar a equilibrar los niveles de pH y ser un excelente anti-microbiano y anti-hongo. Puedes llenar tu bañera con agua tibia y añadir 4 tazas de vinagre de sidra de manzana. Luego siéntate y relájate durante 20 minutos.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest