cosmo

¿Cuáles son las diferencias entre los síntomas causados por cálculos renales y cuáles los ocasionados por cálculos biliares? Te desvelamos sus signos para distinguirlos.

Si en algún momento has sufrido cólicos renales o biliares como consecuencia de la presencia de alguna piedra o cálculo es bastante probable que ya hayas descubierto por ti mismo/a lo tremendamente doloroso que puede llegar a ser.

Sin embargo, aunque podamos pensar que los cálculos renales y los cálculos biliares tienden a ser parecidos, sobre todo en lo que a los síntomas que ambos causan, en realidad es siempre útil descubrir sus diferencias básicas lo que ayudará a saber si estamos sufriendo un cólico debido a piedras en el riñón o por piedras en la vesícula biliar.

Síntomas de los cálculos biliares y renales

De lo que no habría ningún tipo de duda es que ambos cálculos resultan muy molestos y dolorosos, pudiendo llegar a causar incluso cólicos que incapacita a la persona que los sufre, impidiéndole llevar a cabo una vida normal hasta que sus síntomas disminuyen, cesan o son tratados.

Los cálculos o piedras en el riñón

Los cálculos renales consisten en trozos de material sólido, los cuales tienden a formarse en el interior de los riñones a partir de diferentes sustancias que encontramos en la orina. El más común es el cálculo que contiene calcio, dado que es bastante común y habitual que los riñones tiendan a retener calcio. Pero no son las únicas.

De hecho, debemos tener presente que en realidad todos podemos sufrir de cálculos renales, puesto que se componen de sustancias normales de la propia orina. Sin embargo, por diferentes razones estas sustancias tienden a concentrarse y solidificarse en fragmentos pequeños o más grandes.

sintomas-calculos-rinon

Entre sus causas, por ejemplo, pueden producirse porque la orina se encuentra saturada de sales que finalmente pueden producirlos. O porque nuestra orina carece de inhibidores naturales con los que impedir este proceso. Y todas ellas estar influenciadas por una disminución del volumen urinario, o por un incremento en la propia excreción urinaria de sustancias químicas que en definitiva terminan por impedir la correcta disolución de las sales que contiene la orina.

Desde un punto de vista médico la presencia de cálculos renales es conocido con el nombre de nefrolitiasis o litiasis renal.

Los cálculos o piedras en la vesícula biliar

Los cálculos biliares consisten en depósitos duros que se forman en interior de la vesícula biliar. Como manifiestan muchos especialistas médicos, estos cálculos pueden ser muy pequeños (como un minúsculo grano de arena), o muchísimo más grande (como por ejemplo del tamaño de una nuez).

Estas piedras o cálculos se forman cuando existen sustancias en la bilis que se endurecen, por ello los episodios dolorosos de crisis por cálculos biliares suelen presentarse después de haber comido.

sintomas-calculos-vesicula-biliar

Como de buen seguro sabrás, la bilis es un líquido natural producido por nuestro hígado con el fin de digerir las grasas. Cuando comemos, y tanto nuestro estómago como los intestinos digieren los alimentos, la vesícula biliar trabaja liberando bilis a través del conducto biliar común, que conecta el hígado con el intestino delgado.

Estos cálculos pueden llegar a obstruir el flujo de bilis por los conductos biliares, lo que a su vez convertirse en un riesgo para la salud si uno de esos cálculos obstruyen los conductos del páncreas, ya que pueden ser una causa de inflamación del páncreas.

Las principales diferencias entre los síntomas causados por cálculos renales y por cálculos biliares

Es evidente que los síntomas causados por la presencia de piedras en los riñones no serán los mismos que los ocasionados por la existencia de piedras en la vesícula biliar. Por tanto, una buena opción es tratar de descubrir –o conocer- sus principales diferencias, más aún si creemos que podemos estar sufriendo de cólicos por cálculos.

  • Síntomas de cálculos en los riñones: los cólicos suelen ser tremendamente dolorosos, con dolor en la zona lumbar (o espalda baja) que se irradia hacia el abdomen anterior y hacia los genitales, pudiendo resultar muy intenso. Se trata de un dolor inquietante, intermitente, que a su vez puede causar náuseas, vómitos, sudoración y sensación de tener el estómago hinchado. También puede surgir sangre en la orina, así como infección de orina.
  • Síntomas de cálculos en la vesícula biliar: los cólicos biliares suelen ocasionar dolor que se sitúa en la parte superior derecha o media del abdomen. Puede ser de tipo cólico (es decir, muy intenso) o constante, agudo o sordo. Suele causar fiebre, náuseas y vómitos, heces de color arcilla y también ictericia.

Ante el menor síntoma la clave está en acudir rápidamente a urgencias, especialmente si los cólicos son muy intensos y causan fiebre, náuseas o vómitos. En el caso de los cálculos biliares la rapidez en el tratamiento es de vital importancia, puesto que se puede correr el riesgo de inflamación del páncreas (condición muy grave que debe ser tratada rápidamente).

Temas:

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest