cosmo

¿A partir de qué edad es posible comenzar con los primeros zumos del bebé? Te desvelamos desde qué mes los bebés pueden empezar a tomar sus primeros zumos.

Cuando somos padres primerizos es normal que nos asalten una serie de dudas en cuanto a la alimentación del recién nacido. Lo mejor que podemos hacer siempre es seguir las indicaciones y consejos que el pediatra nos irá facilitando a medida que el bebé vaya creciendo. No obstante, suele ser común que muchos pediatras aconsejen comenzar con el primer zumo del bebé hacia los 5 o 6 meses, justo cuando comenzamos a darle las primeras frutas.

Los zumos son una forma más de dar al bebé todas las propiedades y beneficios nutricionales que la fruta contiene. El primer zumo que se le ofrece al bebé es el zumo de naranja.

Primeros zumos del bebé

Primero comenzamos dándole solo unas cucharaditas de zumo, con cuidado para que no se atragante. Más adelante podremos darle 50 ml. de zumo de naranja y ponerlo en un biberón pequeño.

El momento apropiado según los pediatras para dar al bebé el zumo de naranja es a media mañana antes de la toma del mediodía.

Los beneficios del zumo de naranja para el bebé

La naranja aporta al bebé una serie de propiedades y beneficios entre los que resaltan que es una fruta rica en vitamina C,  provitamina A, betacarotenos, antioxidante, rica en fibra, favorece la absorción del hierro de los alimentos, y fortalece también sus defensas.

Se trata de una de las frutas más ideales y aconsejadas a la hora de comenzar con los primeros jugos de fruta para bebés de entre 5 a 6 meses. Eso sí, el zumo de naranja no es aconsejado para bebés con reflujo, puesto que le causaría más problemas estomacales y muchísimo más malestar digestivo.

Zumo de naranja

Algunos consejos a tener en cuenta

Lo mejor es elaborar nosotros mismos de forma casera los zumos del bebé con ayuda de una licuadora, y en el caso de la naranja con un exprimidor. Debemos tener en cuenta que los zumos caseros hay que ofrecerlos al bebé según los hayamos elaborado para que la fruta no se oxide y pierda las vitaminas que contiene.

Cuando vamos a estar fuera de casa podemos recurrir a los zumos que ya vienen elaborados, y que están preparados para aportarle al bebé todo lo que necesita.

Si el bebé ha tolerado bien sus primeras frutas podemos dar al bebé zumos de estas frutas para alternar con el zumo de naranja y ofrecer otros sabores, otras vitaminas y otros nutrientes.

Es importante que las frutas que escojamos para hacer los zumos del bebé sean frutas frescas, que estén maduras pero no pasadas, frutas de temporada y a ser posible ecológicas.

Imágenes | Depositphotos

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest