cosmo

La reflexoterapia, o reflexología podal, es una técnica totalmente natural con muchos beneficios para relajar nuestros pies y nuestro cuerpo, y es muy útil para ayudarnos a conciliar el sueño y descansar mejor.

La reflexoterapia podal es una técnica utilizada desde hace siglos por las culturas de Egipto y China y consiste en suaves masajes que se aplican en la planta del pie y que contribuyen a mejorar el buen estado de la salud.

Como podemos ver los pies no solo ejercen la función de mantener el peso del cuerpo y caminar, también en los pies y sobre todo en algunas zonas de la planta del pie existen unas zonas denominadas zonas de reflejo (terminaciones nerviosas) las cuales mantienen una conexión con los órganos del cuerpo.

reflexoterapia

La técnica se lleva a cabo aplicando un masaje manual y en el que se ejerce una presión sobre las áreas reflejas de los pies.

Quizás te planteas cómo es posible la conexión con los órganos del cuerpo y esto se produce debido a que en las plantas de los pies hay nada más y nada menos que 7.000 terminaciones nerviosas y que se corresponden con cada órgano y parte del cuerpo.

Esta técnica no solo se aplica para relajar el sistema nervioso, también se aplica para aliviar y curar dolencias comunes en definitiva para procurarnos un bienestar además de una buena salud.

La reflexoterapia podal es una técnica ideal para ayudarnos a dormir mejor, ya que el suave masaje induce a una sensación de relajación así como sensación de ligereza y placer sensorial.

Esta técnica es ideal y beneficiosa también para todos los miembros de la familia incluido los niños.

Conoce los beneficios de la reflexoterapia

  • Activa la circulación sanguínea.
  • Activa el sistema inmunológico.
  • Ayuda a equilibrar la función de los diferentes órganos.
  • En tratamientos de desórdenes digestivos.
  • Contribuye en la eliminación de las toxinas y a depurar el organismo.
  • En casos de artritis.
  • Para relajarnos.
  • Lograr una relajación mental.
  • Para reducir los estados de fatiga.
  • Para aliviar la sensación de piernas pesadas.
  • Para reducir las tensiones en la nuca.
  • Para mejorar la calidad del sueño.
  • Para aliviar el estrés.
  • Para mejorar y aliviar las contracturas.

Aunque lo ideal sería que la reflexoterapia sea aplicada por terapeutas especialistas, esta técnica podemos también llevarlas a cabo nosotros mismos con el fin de relajarnos al finalizar el día e inducirnos para lograr dormir bien y descansar mejor, en definitiva para lograr un sueño reparador.

reflexologia

Cómo preparar el ambiente para recibir o dar reflexoterapia en casa

El ambiente en el que se vaya a llevar a cabo la reflexoterapia deberá ser un ambiente armónico y silencioso, puede ayudar escuchar una música suave.

Tanto la persona que va a recibir la terapia como la que va a dar el masaje deberán ponerse en una posición que les procure comodidad.

La persona que está realizando la terapia observará en todo momento la reacción del paciente ya que el contacto visual entre ambos es importante para ejercer más o menos presión, ya que en algunas zonas sensibles se puede llegar a sentir dolor.

La persona que dará el masaje deberá asegurarse que la mano que está sujetando el pie deberá estar bien situada, así como mantener la postura relajada de manos, hombros y brazos.

Las pautas que a continuación facilitamos pueden servir tanto para la persona que va a realizar el masaje como sí decides hacerte la técnica tú mismo.

  1. Nos sentaremos de forma que estemos cómodos y apoyaremos el pie derecho sobre la rodilla izquierda y luego al terminar con un pie hacer lo mismo con el otro.
  2. Con una mano sujetamos el pie y con el dedo pulgar hacemos presión en la planta del pie.
  3. La presión que ejercemos deberá ser constante, ejerciendo una presión media acompañada de movimientos circulares en sentido contrario a las agujas del reloj.
  4. Masajeamos de esta forma desde los dedos hasta el talón, masajeando también los dedos y las partes laterales del pie.
  5. Una vez hayamos finalizado el masaje en un pie repetiremos los mismos pasos con el otro pie.
  6. Una vez concluido el masaje en ambos pies haremos un masaje en las zonas que nos han resultado más sensibles o dolorosas con el dedo pulgar.
  7. Masajearemos la zona de alrededor de donde nos produce dolor hasta llegar a la zona que más nos duele, sí notamos mucho dolor presionaremos suave y constantemente en toda la planta del pie, desde los dedos hasta llegar al talón.
  8. A continuación finalizaremos masajeando el empeine, el tobillo y el pie.

reflexologia-podal

Casos en los que la reflexoterapia no es aconsejable

La reflexoterapia como hemos podido comprobar es un tratamiento totalmente natural, aun así hay situaciones en los que no es recomendable recibir esta técnica.

  • En casos de infecciones agudas.
  • Enfermedades del corazón.
  • En casos de haber padecido angina de pecho.
  • En casos de haber padecido un infarto de miocardio.
  • En casos de padecer de osteoporosis en las piernas o los pies.
  • En los procesos agudos de fiebre.
  • En casos de embarazo.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest