cosmo

Comer ajos triturados o machacados aporta increíbles beneficios para la salud, ya que al machacar los dientes de ajo se liberan sustancias y compuestos con propiedades importantes, como es el caso de la alicina.

El ajo es probablemente uno de los alimentos más increíbles y maravillosos que existen, sobre todo por los distintos beneficios preventivos, curativos y medicinales que aporta cuando es consumido de forma regular, y se incluye dentro de una dieta variada y equilibrada. Como de buen seguro sabrás, se trata de un bulbo de piel blanca que se encuentra formada por una cabeza dividida a su vez en diferentes bajos conocidos popularmente con el nombre de dientes (dientes de ajo, para ser precisos).

Es un alimento muy poderoso en cuanto a beneficios y propiedades, y su gran versatilidad lo llevan a ser incluido en una grandísima diversidad de platos y recetas, aunque su uso más común en la cocina es como sofrito. También podemos mencionar el zumo de ajo, el cual consumido en ayunas se convierte en una opción natural excelente para reducir los niveles altos tanto de colesterol como de triglicéridos al disminuir la agregación plaquetaria y aumentar la actividad fibrinolítica.

Ajos machacados

No obstante, no es lo mismo comer los ajos crudos y enteros que triturarlos. Y es que, ¿sabías que al triturarlos se liberan determinadas sustancias que son en definitiva las responsables de sus grandes beneficios curativos y preventivos?.

Por qué es tan adecuado triturar los ajos antes de comerlos

Debemos tener presente que no es lo mismo utilizar los dientes de ajo en la cocina y su uso para la elaboración de una grandísima diversidad de platos y recetas, que su uso desde un punto de vista de la medicina más natural, o como forma de disfrutar de sus cualidades nutricionales (cuando es aportado regularmente en nuestra alimentación diaria).

Sin embargo, el hecho de cocinar el ajo no significa que se pierdan sus cualidades ya que se forman dos compuestos con cualidades anticoagulantes y muy beneficiosas para el colesterol: el ajoeno y la adenosina.

Cuando el ajo es triturado se libera alicina, un compuesto azufrado que es el resultado de la conversión de la aliina. Se trata, en definitiva, de uno de los principios activos más importantes de este alimento, que en definitiva es el principal responsable de sus diferentes efectos y beneficios medicinales.

No obstante, para disfrutar de estas cualidades se aconseja consumirlo rápidamente una vez hayamos triturado los dientes de ajo.

Dientes de ajo

Descubre los beneficios de comer ajos triturados o machacados

  • Mejora la circulación sanguínea: la alicina, al igual que otros compuestos presentes en los ajos, ejerce un efecto anticoagulante muy beneficioso para nuestra circulación sanguínea, previniendo la formación de coágulos y a su vez mejorando la circulación.
  • Reduce la presión arterial: al mejorar la circulación sanguínea ayuda a reducir los niveles altos de presión arterial, por lo que su consumo es interesante cuando existe hipertensión arterial.
  • Rebaja los niveles altos de colesterol: si también tienes colesterol elevado comer ajos triturados y crudos te ayudará a reducir sus niveles altos. Además, es un remedio tradicional interesante cuando también tienes altos los triglicéridos.
  • Excelente antiinflamatorio: el ajo consumido regularmente ayuda a reducir la inflamación de las articulaciones y de la próstata.
  • Refuerza el sistema inmunitario: el ajo triturado es un alimento ideal para reforzar el sistema inmunológico, ayudando de forma muy positiva a la hora de aumentar las defensas naturalmente.
  • Calma la tos: el ajo triturado ayuda a aliviar la tos, sobre todo cuando se trata de tos de origen bacteriano debido a su efecto expectorante.
  • Ideal en caso de gripes y resfriados: por su acción para reforzar el sistema inmune y sus cualidades antimicrobianas y antibacterianas, se convierte en un alimento natural excelente en caso de gripes, resfriados y catarros.

Cómo triturar los ajos para aprovechar todos sus beneficios

Es un procedimiento muy sencillo. Solo tienes que utilizar 2 o 3 dientes de ajo. En primer lugar pélalos retirando la piel blanca que los recubre. Ponlos en un mortero y tritúralos bien durante algunos minutos, hasta que observes que han desprendido algo de líquido.

ajos-machacados

Para poder disfrutar de sus cualidades sin que éstas se pierdan es necesario consumirlo rápidamente. Se aconseja tomarlo en ayunas, o bien durante el almuerzo antes de la comida.

Imágenes | Emilian Robert Vicol / arifm / Rebecca Siegel

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest