cosmo

¿Bebes agua con gas habitualmente? Se trata de una bebida con muchos beneficios para la salud y también con alguna que otra contraindicación. Te desvelamos todo lo que necesitas saber sobre ella para que la bebas con tranquilidad.

El agua con gas o agua carbonatada es agua con ácido carbónico, esta bebida es conocida también como agua de sifón, y cuando al agua con gas se le añade bicarbonato se le denomina soda. El ácido carbónico es lo que hace que el agua tenga burbujas, y por tanto gas.

Existen mitos y controversias acerca de si el agua con gas es buena o mala para la salud y si se debe consumirla o debemos optar por el consumo de agua mineral sin gas. El consumo de agua con gas en España es de un 10%, mientras que en otros países de Europa su consumo es habitual.

Agua con gas

El agua con gas además de beberla como agua de mesa, suele incorporase a otras bebidas alcohólicas como la ginebra, el whisky, vino o tinto de verano.

El agua es un líquido indispensable para la vida del ser humano, y sin ella no podríamos vivir. Además de para la vida del ser humano el agua es un bien indispensable también para la vida de todos los seres vivos.

Con gas o sin gas lo que sí debemos tener claro es que hay que beber agua y en las cantidades necesarias para hidratarnos bien y ayudar a que el organismo realice sus funciones adecuadamente.

Existe una diferencia notable en el campo de la salud, al referirnos al agua con gas y cuán saludable puede llegar a ser, pues debemos tener en cuenta que no es lo mismo agua mineral gasificada naturalmente que contienen el ácido carbónico desde el manantial del que proceden que no agua a las que posteriormente se le ha añadido ácido carbónico.

Te recomendamos leer: Por qué es bueno beber agua con limón en ayunas.

La cantidad de agua con gas que bebamos podemos combinarla con agua sin gas hasta completar la cantidad ideal de agua que debemos beber al día para estar bien hidratados, unos 8 vasos al día.

Podemos decir entonces que agua con gas sí, pero con moderación ya que su consumo moderado y regular previene y reduce el riesgo de padecer de enfermedad coronaria. Estudios realizados por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), así lo confirman, ya que el consumo de agua con gas disminuye las concentraciones de aldosterona.

enfermedad-coronaria

La aldosterona es una hormona que es segregada por las glándulas suprarrenales y que juega un papel importante en la presión arterial ya que su función es la de regular la presión. Cuando las concentraciones de aldosterona son elevadas provocan un aumento en la reabsorción de sodio y agua liberando potasio en los riñones con lo que la presión arterial se eleva.

Los beneficios de beber agua con gas

A continuación damos a conocer algunos beneficios que el agua con gas nos aporta y también los casos para los que está contraindicado su consumo.

  • El agua con gas nos ayuda a hacer la digestión, facilitándola, haciéndolas más ligeras, sobre todo después de comidas copiosas.
  • El ácido carbónico que contiene contribuye a estimular la secreción de los jugos gástricos.
  • Es recomendada para personas que padecen de dispepsia o digestiones pesadas.
  • Ayuda a disminuir las concentraciones de la hormona aldosterona.
  • Ayuda a controlar la presión arterial.
  • Favorece la eliminación de sodio a través de la orina.
  • Reduce el riesgo de padecer enfermedades coronarias.
  • Ayuda a controlar los niveles de colesterol.
  • Ayuda a reducir los niveles altos de colesterol malo LDL.
  • Ayuda también a controlar los niveles de triglicéridos.

Eso sí, aunque sea una bebida sana y saludable también se deben mantener determinadas precauciones y consejos básicos de consumo. Por ejemplo, no debemos tomar mucha cantidad de agua con gas y no debemos excedernos en el consumo de agua con gas para no aumentar los gases en el tubo digestivo.

beneficios-agua-con-gas

Situaciones para las que el agua con gas está contraindicada

Para los casos que a continuación detallamos el consumo de agua con gas puede resultar contraindicado o podría hacerse un consumo moderado.

  • El agua con gas no es recomendada para personas que tiene predisposición a padecer de aerofagia (gases).
  • Para personas que tienen hernia de hiato.
  • Personas que padecen de reflujo gastroesofágico.
  • Personas que padecen de colon infamado.
  • Personas que padecen de colon irritable.
  • Personas con insuficiencia respiratoria severa, EPOC.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest