cosmo

Descubre qué son los aditivos colorantes, cuál es su función y para qué sirven, y en qué alimentos puedes encontrarlos habitualmente.

Los aditivos alimentarios, o aditivos alimenticios, son elementos o compuestos que se añaden a los alimentos con un determinado fin. En la mayoría de las ocasiones, el objetivo principal es mejorar el sabor y el aroma, su textura y apariencia, o bien para aumentar el periodo de caducidad e impedir que el alimento se oxide de forma natural.

Dado que es habitual que sean incluidos dentro de los ingredientes utilizados para la elaboración de ese producto alimenticio, los encontramos habitualmente en las etiquetas de los alimentos o bebidas. De ahí que sea importantísimo revisar el etiquetado de los alimentos cuando vamos a comprar un nuevo producto alimenticio, especialmente si queremos descubrir si contienen o no muchos aditivos alimenticios.

Los aditivos colorantes

En lo que se refiere a los diferentes tipos de aditivos alimentarios, dependiendo precisamente de su propiedad o fin reciben diferentes nombres. Así podemos encontrarnos con los aditivos colorantes, antioxidantes, conservantes, emulgentes y estabilizantes.

¿Qué son los aditivos colorantes?

Como su propio nombre indica, los aditivos colorantes son aquellos que se utilizan con el objetivo de mejorar el aspecto de los alimentos, aportando a éstos una apariencia muchísimo más atractiva visualmente hablando.

En este sentido, la mayoría de los colorantes permitidos legalmente en la actualidad corresponden a sustancias naturales, al grupo de las vitaminas y a las provitaminas. Ejemplos claros son los carotenos, la riboflavina o la clorofila.

¿Qué alimentos puede contener aditivos colorantes?

  • Dulces: golosinas, coberturas de azúcar y mazapán.
  • Productos preparados con leche, mantequilla, huevo, malta, caramelo, cacao y chocolate, café y miel.
  • Frutas elaboradas: frutas escarchadas y cerezas confitadas.
  • Helados.
  • Productos de pescado: gambas enlatadas, sucedáneo de salmón, surimi y huevas.
  • Bebidas: refrescos azucarados y sin azúcar, licores con aromas de frutas, licores de hierbas.
  • Mermeladas y conservas de frutas.

Los estabilizantes del color

Los denominados como estabilizantes del color son un grupo de aditivos que cumplen una función similar a los aditivos colorantes, pero no cuentan con una acción colorante por sí mismos, y sí tienen la cualidad de estabilizar el color natural de los alimentos, tanto durante su preparación como durante su almacenaje, evitando variaciones del color indeseadas.

Imagen | k.l.macke

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest