cosmo

Alternativas a la leche de vaca

Alternativas a la leche de vaca: las leches vegetales son excelentes opciones, sumamente saludables a la leche de vaca, gracias a su elevado contenido en nutrientes esenciales.

Suele ser habitual que, cuando una persona consume leche de vaca, al poco tiempo tiende a sufrir síntomas como mala digestión, flatulencias y malestar estomacal. A ello se le llama intolerancia a la lactosa, y la realidad es que muchas personas desconocen originalmente que padecen este trastorno.

leches-vegetales

Esta intolerancia aparece cuando existe un déficit de lactasa durante el proceso de absorción de la lactosa en el intestino delgado, ya que ésta pasada al intestino grueso sin descomponerse, empezando a fermentar.

Todo ello se traduce en que la persona no es capaz de digerir la lactosa correctamente, lo que da lugar a gases y acidez estomacal, entre otros trastornos digestivos y estomacales relacionados.

Pero ello no significa que no se pueda disfrutar de todo el sabor y los beneficios de la leche. Existen en el mercado opciones como las leches sin lactosa. Aunque también es útil optar por otras alternativas, como es el caso de las leches vegetales.

Diferentes tipos de leches vegetales

  • Leche de soja: la leche de soja se convierte sin dudas en una de las alternativas más conocidas a la leche de vaca. Es sumamente rica en vitaminas del grupo B y proteínas. Ayuda a reducir el colesterol y los triglicéridos, además de ser un buen preventivo de las enfermedades cardiovasculares.
  • Leche de avena: es una de las opciones nutricionalmente más completas. Es rica en hidratos de carbono, vitaminas del grupo B, vitamina E y D, así como en minerales (potasio, hierro, calcio, fósforo, magnesio, cobre y zinc) y carotenos.
  • Leche de almendras: es una bebida vegetal que se elabora a partir de las almendras, unos frutos secos que aportan importantísimos beneficios cardiosaludables. Es rica en minerales, además de ayudar a rebajar el colesterol y prevenir la osteoporosis.
  • Leche de girasol: es una bebida vegetal rica en grasas vegetales, minerales como el magnesio y fósforo, y además favorece un buen funcionamiento cerebral.
  • Leche de semillas de calabaza: las semillas de calabaza aportan ácidos grasos linoleico y linolenico, minerales (como el zinc, magnesio, hierro y fósforo) y vitaminas. Ayuda a mantener un buen sistema cardiovascular.
  • Leche de arroz: es una bebida realmente energética por su alto contenido en hidratos de carbono. Además, ayuda a mejorar el tránsito intestinal.
  • Leche de sésamo: las semillas de sésamo son especialmente ricas en minerales (como el zinc, hierro, cobre, calcio, magnesio, fósforo y cromo), y también aportan proteínas y grasas insaturadas como los ácidos grasos omega 6 y omega 9.

Información nutricional de las leches vegetales

Dependiendo del tipo de leche vegetal que se vaya a consumir aportarán valores nutricionales diferentes.

Por poner solo un sencillo ejemplo, en el caso de la leche de soja nos encontramos ante una bebida vegetal especialmente rica en proteínas, mientras que la leche de avena destaca por su elevado contenido en hidratos de carbono.

Estas bebidas vegetales destacan a su vez por su alto contenido en nutrientes esenciales, como por ejemplo vitaminas y minerales fundamentales para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

Por tanto, no hay duda que nos encontramos ante excelentes alternativas a la leche de vaca, ideales para una dieta saludable y equilibrada.

Imagen | zoyachubby

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest