cosmo

Tomar leche caliente o tibia con miel es un remedio popular muy conocido, útil para aliviar el dolor de garganta, la irritación y el picor. Descubre cómo prepararlo en casa.

En realidad son muchas las causas que pueden llevar a la aparición del molesto dolor de garganta. Ya sea por una inflamación o por la propia irritación de la faringe o de la laringe, muchas son las afecciones o trastornos que tienden a influir de manera más o menos directa en que la garganta nos duela.

Es común que el dolor de garganta aparezca y se sienta como una molestia, picazón o dolor en la garganta, el cual se encuentra frecuentemente acompañado de dolor cuando tragamos algún líquido o cuando comemos algo. Por otro lado, es frecuente que el dolor sea mayor y peor durante la mañana desde que nos despertamos, y luego va mejorando a medida que transcurre el día.

Leche tibia con miel para la garganta

Sea como fuere, lo cierto es que el dolor de garganta es tremendamente común, al igual que el picor de garganta en sí mismo, dado que ambos son síntomas muy relacionados. Surge en definitiva a cualquier edad y en cualquier momento del año, aunque tiende a ser más habitual en los niños y sobre todo durante los meses de otoño o invierno (en primavera con las alergias propias de esta época también es bastante frecuente).

Las principales causas del dolor de garganta

Son varias las causas directas o indirectas que influyen en la aparición de garganta. En su gran mayoría los dolores de garganta son causados por infecciones de garganta (virales), siendo habitual que esta molestia se sienta sobre todo al comienzo de un resfriado o de una gripe.

También es frecuente que aparezca ante otros trastornos o afecciones virales igual de comunes. Es lo que ocurre con la faringitis o con la mononucleosis infecciosa.

Pero no solo las infecciones virales pueden causar su aparición. La infección causada por bacterias (como por ejemplo es el caso de las bacterias estreptocócicas en la faringitis estreptocócica) es otra de las causas relacionadas.

La irritación de garganta es bastante habitual en caso de laringitis, que tiende a causar resequedad de garganta y además tos seca, lo que hace que al toser se irrite la garganta y se sienta dolor, y así sucesivamente (es un círculo que se vuelve a repetir una y otra vez).

leche-con-miel

Los beneficios de la leche caliente con miel para aliviar el dolor de garganta

Cuando se tiene dolor de garganta uno de los remedios naturales más populares consiste en beber leche tibia con miel por la noche antes de irnos a la cama, lo que puede ayudar a la hora de calmar las molestias y el dolor durante la noche. Es un remedio que antaño seguían muchas abuelas, y hoy en día continúa estando igual de vigente.

Por un lado, la miel actúa como un poderoso antibacteriano especialmente útil para mejorar los síntomas del catarro, gracias a que contiene inhibidinas, unas sustancias naturales que le aportan las cualidades bactericidas y antisépticas tan interesantes para estos casos.

Por ello la miel está indicada para aliviar la irritación de garganta, la faringitis y la amigdalitis, pudiendo tomarse directamente tragando una cucharada de miel o diluirla en agua caliente y hacer gárgaras.

Por otro lado, la leche al ser tomada caliente ejerce un beneficio analgésico útil para calmar el dolor que podamos sentir en la garganta. De esta forma, si juntamos un poco de leche caliente o tibia y una o dos cucharadas de miel obtendremos un remedio tradicional que nos ayudará a mejorar los síntomas.

Pero ojo. Si bien es cierto que se trata de un remedio tradicional interesante para el dolor de garganta, no es adecuado cuando se presenta dolor de garganta con mucosidad, dado que la leche en realidad producirá más mucosidad. Es decir, no es un remedio útil cuando se tienen demasiados mocos porque aumentará y empeorará más el malestar. Tampoco es aconsejable tomar miel en caso de diabetes.

En caso de que tengas dolor de garganta con mucosidad lo más adecuado entonces es optar por miel y limón, un remedio popular igualmente tradicional y útil y que ayuda también a la hora de aliviar el dolor y las molestias en la garganta.

leche-y-miel-para-la-garganta

Cómo hacer la leche caliente con miel para la garganta

Para elaborar este remedio tan popular solamente necesitas dos ingredientes básicos: 1 vaso de leche y 2 cucharadas de miel.

En primer lugar pon la leche en un cazo y pon al fuego hasta que esté caliente (pero sin que llegue a hervir). Si lo deseas y te es más fácil también puedes calentarla en el microondas.

Luego añade las 2 cucharadas de miel, revuelve bien y toma esta bebida caliente antes de irte a la cama.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest