cosmo

Los edulcorantes son aditivos alimentarios comúnmente utilizados para endulzar, lo que los convierte de hecho en una alternativa al azúcar especialmente recomendados en dietas de adelgazamiento o en determinadas circunstancias médicas, ya que apenas poseen calorías (a diferencia del azúcar, que sólo aporta calorías vacías).

edulcorantes seguros

De hecho es sumamente habitual, y normal, encontrarnos con edulcorantes en bebidas, golosinas o postres. O también podemos encontrar una gran diversidad de ellos en las estanterías de muchos supermercados.

Recientemente se celebró en Cádiz la novena edición del congreso de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria, en la que expertos nutricionales se reunieron tanto para presentar como para analizar los últimos estudios que se han llevado a cabo relacionados con la hidratación y la ingesta de alimentos.

Así se han analizado el papel de los edulcorantes no calóricos en la salud, siempre teniendo en cuenta los aportes del entorno científico, que desde hace ya bastantes años se encuentran analizando y reflexionando sobre el papel positivo de los edulcorantes no calóricos para las personas diabéticas, o bien para aquellos individuos que los consumen para el control de peso en dietas de adelgazamiento.

En este sentido, los profesionales en nutrición han destacado la “incuestionable” importancia de los edulcorantes bajos en calorías en la dieta de la persona diabética. ¿Por qué? Fundamentalmente porque les ofrecen el placer de poder disfrutar de lo dulce sin sus aspectos más negativos (ya que los edulcorantes no poseen un impacto en la insulina ni en la glucemia).

¿Los edulcorantes también son seguros en dietas de control del peso?

Recientes estudios científicos han permitido constatar que los edulcorantes bajos en calorías pueden ayudar en el control de calorías, siempre y cuando formen parte de la dieta de adelgazamiento y/o control del peso, ya que aportan un sabor dulce tanto a las comidas como a las bebidas, pero poseen menos o ningún contenido energético (y por tanto calórico).

Eso sí, debemos siempre tener en cuenta que los edulcorantes no calóricos no pueden sustituir la dieta ni una nutrición equilibrada, así como la práctica de ejercicio físico. Pero pueden convertirse en una opción para endulzar adecuada en personas que quieren controlar su peso y su ingesta en azúcar.

Post Patrocinado

Imagen | Steve Snodgrass

Pin It on Pinterest