cosmo

Una de las complicaciones más serias de la gastritis es el cáncer de estómago, que suele aparecer en algunos casos puntuales. Te explicamos por qué aparece y qué relación tienen.

Muchas son las enfermedades que pueden directa o indirectamente afectar a nuestro estómago, ese órgano principal de la digestión que destaca por ser la parte más ancha del aparato digestivo, consistente en el ensanchamiento del tubo digestivo, encotrándolo situado entre el esófago y el intestino. Y la gastritis se convierte en una de las afecciones más comunes.

La gastritis consiste en la inflamación de la mucosa gástrica (o revestimiento del estómago). Esta mucosa está formada por un capa de células que reviste nuestro estómago por dentro y que actúa de manera importantísima en la protección de la acidez de los diferentes jugos gástricos.

La relación entre la gastritis y el cáncer gástrico

Sus causas, tal y como te hemos indicado ya en anteriores momentos, tienden a ser muy variadas: influyen de forma decisiva infecciones por ejemplo con la bacteria Helicobacter pylori (que a su vez ocasiona determinados tipos de gastritis), el consumo de alcohol y tabaco, seguir un tratamiento más o menos prolongado a base de antiinflamatorios no esteroideos o consumir habitualmente alimentos picantes o muy picantes.

También existe un tipo de gastritis causada por una enfermedad autoinmune, concretamente por una anemia perniciosa causada por deficiencia de vitamina B12. O un tipo de gastritis emocional causada por tensiones nerviosas, estrés y ansiedad,conocida también con el nombre de gastritis nerviosa.

¿Cuál es la evolución de la gastritis?

Debemos diferenciar entre la existencia de la gastritis aguda y la gastritis crónica. Por ejemplo, la gastritis aguda se trata de un tipo de inflamación de la mucosa gástrica de aparición brusca y de corta duración, mientras que la gastritis crónica es precisamente bastante larga en el tiempo; es decir, posee una larga evolución.

ulcera-gastritis

En cualquier caso, la gastritis puede dar lugar a diferentes complicaciones durante el tiempo que la inflamación permanece afectando la mucosa gástrica. La más habitual es la aparición de una úlcera de estómago (conocida médicamente con el nombre de ulcus gástrica) o de una úlcera duodenal (conocida como ulcus duodenal), dando lugar a hemorragias o peligrosas perforaciones gástricas.

¿La gastritis puede evolucionar a cáncer de estómago?

Otra de las posibles complicaciones respecto a la evolución de la gastritis, y que en definitiva más tiende a preocupar a las personas afectadas con esta inflamación del revestimiento gástrico, es el aumento del riesgo de desarrollar cáncer de estómago, dado que ante una gastritis que ocasiona daño en la mucosa gástrica (sobre todo cuando este daño se extiende en el tiempo y ocurre de manera prolongada) aumenta las posibilidades de desarrollo de cáncer.

Este riesgo –dos o tres veces mayor- es especialmente común en personas con gastritis tipo B como consecuencia de infección por la bacteria Helicobacter pylori, en comparación con las personas no infectadas. De hecho, es una de las causas más habituales de cáncer de estómago.

helicobacter-cancer-estomago

Es más, como opinan muchos especialistas médicos, el 80% de las personas que no tratan su gastritis y la descuidan están en riesgo mayor de desarrollar cáncer gástrico. ¿El motivo? La inflamación constante de la mucosa gástrica, que ocasiona a su vez una gastritis crónica o una hipertrofia de la mucosa gástrica, y de ahí derivar a cáncer gástrico.

Por desgracia cuando se descuida la gastritis es muy común que los pacientes terminen siendo diagnosticados con un cáncer gástrico ya en etapas avanzadas, no siendo posible optar por tratamientos médicos que puedan ayudar a aliviar los síntomas, como por ejemplo es el caso de la cirugía.

¿Qué síntomas pueden ser señal de cáncer gástrico?

Ante la presencia de gastritis y cualquiera de los síntomas que te señalamos a continuación es preciso acudir al médico rápidamente, sobre todo para encontrar la causa y establecer así un tratamiento médico temprano. También debemos tener en cuenta que estos síntomas pueden ser igualmente comunes en otros trastornos y afecciones digestivas, por lo que debe ser siempre un especialista médico quien determine el diagnóstico y tratamiento.

Es aconsejable acudir al médico si padeces de acidez gástrica, ardor o reflujo durante un mes o más. Por otro lado, son síntomas de alarma los que te indicamos a continuación: vomitar con sangre, heces de color negro, dolor en la boca del estómago y una pérdida rápida e involuntaria de peso.

Temas:

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest