cosmo

La candidiasis vaginal es una enfermedad vaginal provocada por un hongo, el cual se reproduce sin control en determinados momentos. Descubre por qué aparece y cómo combatirlo.

Por años, millones de mujeres a nivel mundial han tomado hábitos de higiene estrictos para protegerse de un sinfín de enfermedades que comprometen su salud íntima. Sin embargo, hay padecimientos que no perdonan y toman por sorpresa.

Tal es el caso de la candidiasis vaginal, una afección que aparece por efectos de un hongo que se instala en el área genital femenina y que puede acarrear complicaciones considerables si la paciente no se cuida. Aunque no es la única y queda englobada dentro de la propia candidiasis, que consiste en un grupo de afecciones causadas por un hongo.

Todo sobre la candidiasis vaginal

Y no se trata de alarmar a la mujer de hoy en día. Todo lo contrario, queremos que te mantengas al día con la información sobre esta enfermedad y puedas conocerla para prevenirla o atacarla a tiempo, bien sea el caso.

Lo primero que se debe saber es cómo se causa la infección, ya que en muchos casos no hay síntomas visibles o palpables, y lo que muchas damas no conocen es que este hongo, denominado “candida albicans” se puede encontrar en tu organismo, como en la piel o el tubo digestivo.

Cuando el balance de este hongo y otros microorganismos de la vagina no compaginan, es cuando la enfermedad aparece en escena, y por ende, las molestias que pueden ocasionar en ti durante unos días.

Ingerir antibióticos para atacar otros males pueden desencadenar el desequilibrio en esa área de tu cuerpo, así como el embarazo y los cambios hormonales de tu cuerpo, al igual que la diabetes y el sobrepeso también son factores de riesgo.

Pero también existen factores externos como el calor y la humedad que favorecen a la aparición de la enfermedad en las mujeres, y el contacto sexual con sus parejas podría dejar secuelas en los hombres así que cuidado.

Los síntomas de la candidiasis vaginal

La candidiasis vaginal tiene un cuadro sintomático bastante específico en que se puede detectar si usted presenta flujo vaginal poco normal, que se puede presentar de manera blanquecina y bastante líquido o con algunos picos de espesor.

sintomas-candidiasis-vaginal

Asimismo, las erupciones en la parte exterior de la vagina, así como el ardor en esas áreas son indicadores de que algo anda mal “allí abajo”. El enrojecimiento de la zona y el dolor por el contacto completan el cuadro de síntomas.

Los medicamentos para tratar las candidiasis vaginales están disponibles como cremas, ungüentos, tabletas vaginales o supositorios. La mayoría puede comprarse sin necesidad de acudir al médico.

Descubre más sobre: Mal olor vaginal

¿Cómo combatirlo?

Como toda enfermedad, no es recomendable auto medicarse. Pese a esto, si usted no presenta dolores en la región de la pelvis o fiebre, no está embarazada o si no es la primera vez que le pasa, puede hacerlo a discreción.

En el mercado existen una serie de medicamentos antimicóticos, tales como el Butoconazol, Clotrimazol, Tioconazol o el Miconazol, los cuales siempre son prescritos para este tipo de afecciones.

No te pierdas: Lavados vaginales naturales para la candidiasis

De acuerdo a las instrucciones del empaque, el uso de estas medicinas se recomienda entre 1 a 7 días, hay casos en los que se puede extender 14 días o más si los síntomas son muy graves e internos.

En caso de que la enfermedad haya penetrado muy internamente, existen supositorios vaginales con los mismos componentes medicinales que los remedios antes mencionados, los cuales tienen gran alcanza y efectividad.

Recomendaciones ante la candidiasis vaginal

Mientras esté sufriendo de candidiasis vaginal es preciso que no se aplique jabón en el área, solo el medicamento. También debe procurar siempre tener el área seca y extremadamente limpia.

candida-albicans

Debe evitar las duchas vaginales, los productos químicos de higiene y la ropa demasiado ajustada, ya que son elementos que pueden empeorar el flujo vaginal o el ardor en esa zona de su cuerpo.

Las prendas íntimas confeccionadas en algodón son las ideales para usar durante los días de la infección, mientras que las telas como el nylon son contraproducentes porque crean la sudoración excesiva en esa área.

No te pierdas: Lavados vaginales naturales para la candidiasis

El uso de tampones o protectores diarios tampoco se recomienda, y si está dispuesta a tener relaciones sexuales (en caso de que no exista dolor) asegúrese de usar preservativos para no contagiar a su pareja.

¿Qué hacer si es recurrente?

Si la infección no ha desaparecido, es importante que se haga un chequeo médico para descartar otros males.

Para este caso, existen exámenes de la pelvis en los que se evalúa lo hinchado y enrojecido del área, además si hay o no manchas de color blancas en la pared de la cavidad vaginal.

También se buscan grietas en las paredes de la vulva y se estudia el flujo vaginal para descartar enfermedades como el cáncer.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest