cosmo

El jugo de patata cruda aporta muchos beneficios para la salud. Descubre sus propiedades curativas más importantes y para qué enfermedades y trastornos de salud es conveniente utilizarlo.

Las patatas son unos tubérculos comestibles pertenecientes a la patatera (conocido científicamente con el nombre de Solanum tuberosum L), convirtiéndose en uno de los alimentos más antiguos que existen, especialmente por su uso por parte de los pueblos de América precisamente antes de que Cristóbal Colón llegase a sus tierras. De hecho, se sabe que ya los antiguos Incas ya la consumían de forma cotidiana, aunque su consumo no tendió a generalizarse en otros continentes como por ejemplo Europa hasta alcanzado el siglo XVII.

Lo más común es cocinar las patatas, de manera que tienden a perderse algunos de sus nutrientes esenciales, pero en definitiva no los suficientes como para que deje de ser un alimento tan nutritivo como saludable. Es un alimento muy rico en hidratos de carbono complejos, de forma que es ideal a la hora de mantener a raya los niveles de azúcar en la sangre, a la vez que aumenta nuestra energía poco a poco y aporta saciedad.

Jugo de patata cruda

Aunque no lo creas, ¿sabías que las patatas son muy ricas en vitamina C? Se trata, como de buen seguro sabrás, de un nutriente esencial fundamental a la hora de potenciar nuestra inmunidad natural, así como para aumentar las defensas. Es muy rica en potasio, ayudando a controlar la hipertensión arterial.

Además de cocidas, otra opción de disfrutar de sus interesantísimas cualidades y beneficios es elaborando un maravilloso jugo de patata cruda, que aunque se trate de una opción muy curiosa a la hora de consumirla, aporta muchas propiedades tanto curativas como nutricionales. Te explicamos las más importantes.

Beneficios del jugo de patata cruda

Buena para el sistema digestivo

El jugo de patata cruda es muy alcalino, de manera que se convierte en una opción natural ideal para mejorar la digestión y calmar el malestar de estómago que se puede producir ante una indigestión o una digestión pesada.

También es muy interesante en caso de gastritis, una afección muy común consistente en la irritación de la mucosa gástrica, cuyas causas son en realidad muy variadas: malos hábitos alimenticios, abusar de determinados medicamentos como por ejemplo los fármacos antiinflamatorios, la bacteria Helicobacter Pylori o por causas emocionales, en cuyo caso nos encontraremos ante la conocida como gastritis emocional, la cual aparece sobre todo ante situaciones de estrés grave y ansiedad excesivas.

Excelente bebida alcalina

Como indicábamos en las líneas anteriores, el jugo de patata cruda destaca por ser una debida sumamente alcalina, lo que no solo aporta beneficios digestivos y estomacales. También es útil para alcalinizar nuestro organismo, de manera que es útil en la prevención de distintas y diferentes enfermedades, como por ejemplo las enfermedades cardiovasculares o otras afecciones más graves, como el cáncer.

Ayuda a disminuir el colesterol y los triglicéridos

Los niveles de colesterol alto y de triglicéridos se han convertido en un serio problema de salud en nuestro día a día, dado que tiende a ser una condición que no causa síntomas hasta que ya es demasiado tarde.

Beber regularmente jugo de patata cruda ayuda a reducir los niveles altos de grasas en la sangre, de forma natural y efectiva, sobre todo si se combina con el seguimiento de una dieta baja en grasas.

Beneficioso para limpiar el hígado y la vesícula biliar

Es bastante posible que a la hora de depurar el hígado conozcas determinadas plantas y hierbas muy populares en este sentido: destacan la alcachofera, el cardo mariano y el diente de león. Pero ¿sabías que el jugo de patata cruda ayuda a limpiar el hígado y depurarlo e forma natural?.

Se convierte, de hecho, en un remedio tradicional muy utilizado en diversos países –como Japón- en el tratamiento médico de la hepatitis, con excelentes resultados.

Buena para la artritis

En caso de ácido úrico alto, gota o dolores articulares, el jugo de patata cruda ejerce una acción antiinflamatoria, siendo muy interesante para aliviar las afecciones indicadas anteriormente.

Cómo hacer el jugo de patata cruda

Para hacer el jugo de patata cruda necesitas 2 patatas medianas y medio vaso de agua (opcional). En primer lugar lava las patatas para retirar la tierra. Pélalas y córtalas en trozos. Ponlos en el vaso de la licuadora o de la batidora y licúalas –o bátelas- hasta obtener el jugo. Si te parece muy espeso puedes añadir medio vaso de agua y seguir licuando.

Imagen | Tommy Hemmert Olesen

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest