cosmo

Descubre cómo hacer una infusión de salvia muy beneficiosa para calmar los sofocos propios de la menopausia, así como otros síntomas relacionados que aparecen durante esta etapa.

La menopausia consiste en la etapa en la vida de la mujer en la que su menstruación cesa. Se trata de un cambio físico y corporal absolutamente normal y natural, que en la mayoría de las ocasiones ocurre sobre todo entre los 45 a los 55 años de edad, aunque suele ser normal que también comience un poco antes. Una vez pasada la menopausia, la mujer ya no puede quedar embarazada.

Debido a la pérdida de hormonas, ya que durante la menopausia los ovarios dejan de producir óvulos y el cuerpo produce a su vez menos progesterona y estrógenos, aparecen una serie de síntomas típicos, propios de esta etapa: menstruación irregular, sequedad vaginal, cambios en el humor y en estado de ánimo y sofocos (los cuales tienden a ser peores durante el primer y el segundo año). Además, debemos tener en cuenta que los bajos niveles de estrógenos pueden influir en la aparición de osteoporosis y de enfermedades cardíacas.

Salvia para aliviar los sofocos de la menopausia

Beneficios de la salvia para la menopausia

La salvia es una planta conocida científicamente con el nombre de Salvia officinalis. Es de origen mediterráneo, aunque en la actualidad es posible encontrar cientos de especies distintas tanto en la cuenca del Mediterráneo como en América Central, pasando por Sudamérica y por Asia Oriental. Sobre sus características, se trata de una planta fácilmente distinguible por presentar flores de color azul o rojo.

Aunque nos encontremos ante una planta reconocida en gastronomía por sus cualidades culinarias como condimento aromático, lo cierto es que la salvia es una planta medicinal muy beneficiosa para la mujer, sobre todo durante la menopausia, al ser una alternativa excelente a los tratamientos de sustitución hormonal a base de estrógenos sintéticos, y que como se ha demostrado, pueden llegar a ser muy peligrosos.

salvia

Entre sus cualidades más importantes podemos mencionar sus virtudes para aliviar de forma considerable todos los síntomas de la menopausia, en especial los sofocos, además de náuseas, vértigos, sudoraciones nocturnas y dolores de cabeza.

Cómo hacer una infusión de salvia contra los sofocos de la menopausia

La infusión de salvia se constituye como un excelente remedio natural para aliviar los sofocos propios que aparecen en la menopausia. Para elaborarla necesitas 2 cucharaditas de salvia seca y el equivalente a una taza de agua.

Pon el agua en un cazo y deja que hierva. Cuando ésta empiece a hervir añade la salvia seca y deja hervir durante 3 minutos. Pasado este tiempo apaga el fuego, tapa y deja en reposo durante 10 minutos. Cuela y sirve en una taza.

Infusión de salvia para los sofocos

Si lo deseas puedes endulzar, preferiblemente con miel o con azúcar moreno de caña integral. Lo más aconsejable es beber una taza de esta infusión durante el día si lo necesitas, o bien antes de irte a la cama.

Imágenes | iStock / Marc St

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest